Soporte
S.S. Benedicto XVI, √Āngelus, 1 de marzo de 2009
Incrementar tama√Īo de fuente Disminuir tama√Īo de fuente
Compartir

√Āngelus, 1 de marzo de 2009

Queridos hermanos y hermanas:

Hoy es el primer domingo de Cuaresma, y el Evangelio, con el estilo sobrio y conciso de San Marcos, nos introduce en el clima de este tiempo lit√ļrgico: "El Esp√≠ritu impuls√≥ a Jes√ļs al desierto y permaneci√≥ en el desierto cuarenta d√≠as, siendo tentado por Satan√°s" (Mc 1, 12-13). En Tierra Santa, al oeste del r√≠o Jord√°n y del oasis de Jeric√≥, se encuentra el desierto de Judea, que, por valles pedregosos, superando un desnivel de cerca de mil metros, sube hasta Jerusal√©n. Despu√©s de recibir el bautismo de Juan, Jes√ļs se adentr√≥ en aquella soledad conducido por el mismo Esp√≠ritu Santo que se hab√≠a posado sobre √©l consagr√°ndolo y revel√°ndolo como Hijo de Dios.

En el desierto, lugar de la prueba, como muestra la experiencia del pueblo de Israel, aparece con intenso dramatismo la realidad de la k√©nosis, del vaciamiento de Cristo, que se despoj√≥ de la forma de Dios (cf. Flp 2, 6-7). √Čl, que no ha pecado y no puede pecar, se somete a la prueba y por eso puede compadecerse de nuestras flaquezas (cf. Hb 4, 15). Se deja tentar por Satan√°s, el adversario, que desde el principio se opuso al designio salv√≠fico de Dios en favor de los hombres.

Casi de pasada, en la brevedad del relato, ante esta figura oscura y tenebrosa que tiene la osad√≠a de tentar al Se√Īor, aparecen los √°ngeles, figuras luminosas y misteriosas. Los √°ngeles, dice el evangelio, "serv√≠an" a Jes√ļs (Mc 1, 13); son el contrapunto de Satan√°s. "√Āngel" quiere decir "enviado". En todo el Antiguo Testamento encontramos estas figuras que, en nombre de Dios, ayudan y gu√≠an a los hombres. Basta recordar el libro de Tob√≠as, en el que aparece la figura del √°ngel Rafael, que ayuda al protagonista en numerosas vicisitudes. La presencia tranquilizadora del √°ngel del Se√Īor acompa√Īa al pueblo de Israel en todas las circunstancias, tanto en las buenas como en las malas.

En el umbral del Nuevo Testamento, Gabriel es enviado a anunciar a Zacar√≠as y a Mar√≠a los acontecimientos felices que constituyen el inicio de nuestra salvaci√≥n; y un √°ngel, cuyo nombre no se dice, advierte a Jos√©, orient√°ndolo en aquel momento de incertidumbre. Un coro de √°ngeles lleva a los pastores la buena nueva del nacimiento del Salvador; y, del mismo modo, son tambi√©n los √°ngeles quienes anuncian a las mujeres la feliz noticia de su resurrecci√≥n. Al final de los tiempos, los √°ngeles acompa√Īar√°n a Jes√ļs en su venida en la gloria (cf. Mt 25, 31). Los √°ngeles sirven a Jes√ļs, que es ciertamente superior a ellos, y su dignidad se proclama aqu√≠, en el evangelio, de modo claro aunque discreto. En efecto, incluso en la situaci√≥n de extrema pobreza y humildad, cuando es tentado por Satan√°s, sigue siendo el Hijo de Dios, el Mes√≠as, el Se√Īor.

Queridos hermanos y hermanas, quitar√≠amos una parte notable del Evangelio, si dej√°ramos de lado a estos seres enviados por Dios, que anuncian su presencia en medio de nosotros y son un signo de ella. Invoqu√©moslos a menudo, para que nos sostengan en el compromiso de seguir a Jes√ļs hasta identificarnos con √©l. Pid√°mosles, de modo especial hoy, que velen sobre m√≠ y sobre mis colaboradores de la Curia romana que esta tarde, como cada a√Īo, comenzaremos la semana de ejercicios espirituales. Mar√≠a, Reina de los √°ngeles, ruega por nosotros.

Despu√©s del √Āngelus

(En italiano)

Saludo a los trabajadores de la empresa Fiat de Pomigliano d'Arco, que han venido a manifestar su preocupaci√≥n por el futuro de esa f√°brica y de las miles de personas que, directa o indirectamente, dependen de ella para su trabajo. Pienso tambi√©n en otras situaciones igualmente dif√≠ciles, como las que est√°n afectando a los territorios de Sulcis-Iglesiente en Cerde√Īa, de Prato en Toscana y de otros centros en Italia y en otras partes. Me uno a los obispos y a las respectivas Iglesias locales expresando mi cercan√≠a a las familias afectadas por este problema, y las encomiendo en la oraci√≥n a la protecci√≥n de Mar√≠a sant√≠sima y de San Jos√©, patrono de los trabajadores. Deseo alentar a las autoridades pol√≠ticas y civiles, as√≠ como a los empresarios, para que con la colaboraci√≥n de todos se pueda afrontar este delicado momento, pues hace falta un compromiso com√ļn y fuerte, recordando que se debe dar prioridad a los trabajadores y a sus familias.

(En castellano)

Saludo con afecto a los fieles de lengua espa√Īola, en particular a los peregrinos de la parroquia de la Inmaculada de La Carlota, C√≥rdoba, de la parroquia de Santa Cruz de Ibiza, y de las parroquias de San Jos√© y de San Ant√≥n de Murcia. En el mensaje de Cuaresma de este a√Īo he querido resaltar el valor y el sentido del ayuno. La privaci√≥n voluntaria de algo que de por s√≠ es l√≠cito nos ayuda a un mayor dominio de nosotros mismos, a combatir el pecado, a amar m√°s al pr√≥jimo, en definitiva, a cumplir con mayor prontitud la voluntad de Dios. Que la sant√≠sima Virgen nos alcance la gracia de vivir con provecho este tiempo de preparaci√≥n para la Pascua. ¬°Feliz domingo!

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR√ďNICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS‚ĄĘ. La versi√≥n electr√≥nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est√° protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par√°metros para su uso. Hecho el dep√≥sito legal.


Dise√Īo web :: Hosting Cat√≥lico