Soporte
S.S. Benedicto XVI, Audiencia general, 20 de agosto de 2008
Incrementar tama帽o de fuente Disminuir tama帽o de fuente
Compartir

Audiencia general, 20 de agosto de 2008

Queridos hermanos y hermanas:

Cada d铆a la Iglesia ofrece a nuestra consideraci贸n uno o m谩s santos y beatos a los que invocar e imitar. En esta semana, por ejemplo, recordamos algunos muy apreciados por la devoci贸n popular. Ayer, san Juan Eudes, que frente al rigorismo de los jansenistas 鈥攅n el siglo XVII鈥� promovi贸 una tierna devoci贸n, cuyas fuentes inagotables indic贸 en los sagrados Corazones de Jes煤s y de Mar铆a. Hoy recordamos a san Bernardo de Claraval, a quien el Papa P铆o VIII llam贸 "doctor melifluo" porque destacaba en "hacer destilar de los textos b铆blicos el sentido que se encontraba escondido en ellos". A este m铆stico, deseoso de vivir sumergido en el "valle luminoso" de la contemplaci贸n, los acontecimientos lo llevaron a viajar por Europa para servir a la Iglesia en las necesidades de su tiempo y para defender la fe cristiana. Ha sido definido tambi茅n como "doctor mariano", no porque haya escrito much铆simo sobre la Virgen, sino porque supo captar su papel esencial en la Iglesia, present谩ndola como el modelo perfecto de la vida mon谩stica y de todas las dem谩s formas de vida cristiana.

Ma帽ana recordaremos a san P铆o X, que vivi贸 en un periodo hist贸rico atormentado. De 茅l Juan Pablo II dijo, cuando visit贸 su pueblo natal en 1985: "Luch贸 y sufri贸 por la libertad de la Iglesia, y por esta libertad se manifest贸 dispuesto a sacrificar privilegios y honores, a afrontar incomprensi贸n y escarnios, puesto que valoraba esta libertad como garant铆a 煤ltima para la integridad y la coherencia de la fe" (Discurso a los sacerdotes de la di贸cesis de Treviso, n. 2: L'Osservatore Romano, edici贸n en lengua espa帽ola, 14 de julio de 1985, p. 16).

El pr贸ximo viernes estar谩 dedicado a Santa Mar铆a Reina, memoria instituida por el siervo de Dios P铆o XII en el a帽o 1954, y que la renovaci贸n lit煤rgica impulsada por el concilio Vaticano II puso como complemento de la festividad de la Asunci贸n, ya que ambos privilegios forman un 煤nico misterio.

Por 煤ltimo, el s谩bado rezaremos a santa Rosa de Lima, la primera santa canonizada del continente latinoamericano, del que es la patrona principal. Santa Rosa sol铆a repetir: "Si los hombres supieran qu茅 es vivir en gracia, no se asustar铆an de ning煤n sufrimiento y aguantar铆an con gusto cualquier pena, porque la gracia es fruto de la paciencia". Muri贸 a los 31 a帽os, en 1617, tras una breve existencia llena de privaciones y sufrimiento, en la fiesta del ap贸stol san Bartolom茅, del que era muy devota porque hab铆a sufrido un martirio particularmente doloroso.

As铆 pues, queridos hermanos y hermanas, d铆a tras d铆a la Iglesia nos ofrece la posibilidad de caminar en compa帽铆a de los santos. Hans Urs von Balthasar escribi贸 que los santos constituyen el comentario m谩s importante del Evangelio, su actualizaci贸n en la vida diaria; por eso representan para nosotros un camino real de acceso a Jes煤s. El escritor franc茅s Jean Guitton los describ铆a como "los colores del espectro en relaci贸n con la luz", porque cada uno de ellos refleja, con tonalidades y acentos propios, la luz de la santidad de Dios. 隆Qu茅 importante y provechoso es, por tanto, el empe帽o por cultivar el conocimiento y la devoci贸n de los santos, as铆 como la meditaci贸n diaria de la palabra de Dios y el amor filial a la Virgen!

El per铆odo de vacaciones constituye, ciertamente, un tiempo 煤til para repasar la biograf铆a y los escritos de algunos santos o santas en particular, pero cada d铆a del a帽o nos ofrece la oportunidad de familiarizarnos con nuestros patronos celestiales. Su experiencia humana y espiritual muestra que la santidad no es un lujo, no es un privilegio de unos pocos, una meta imposible para un hombre normal; en realidad, es el destino com煤n de todos los hombres llamados a ser hijos de Dios, la vocaci贸n universal de todos los bautizados. La santidad se ofrece a todos; naturalmente no todos los santos son iguales: de hecho, como he dicho, son el espectro de la luz divina. Y no es necesariamente un gran santo el que posee carismas extraordinarios. En efecto, hay much铆simos cuyo nombre s贸lo Dios conoce, porque en la tierra han llevado una vida aparentemente muy normal.

Precisamente estos santos "normales" son los santos que Dios quiere habitualmente. Su ejemplo testifica que s贸lo cuando se est谩 en contacto con el Se帽or se llena uno de su paz y de su alegr铆a y se es capaz de difundir por doquier serenidad, esperanza y optimismo. Considerando la variedad de sus carismas, Bernanos, gran escritor franc茅s a quien siempre fascin贸 la idea de los santos 鈥攃ita a muchos en sus novelas鈥� destaca que "cada vida de santo es como un nuevo florecimiento de primavera".

Que esto nos suceda tambi茅n a nosotros. As铆 pues, dej茅monos atraer por la fascinaci贸n sobrenatural de la santidad. Que nos obtenga esta gracia Mar铆a, la Reina de todos los santos, Madre y refugio de los pecadores.

Saludos

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua espa帽ola, en particular a los sacerdotes de Toledo y de otras di贸cesis de Espa帽a, que constituyen la Fraternidad Sacerdotal en el Coraz贸n de Cristo. Os encomiendo en mi oraci贸n, para que continu茅is aspirando cotidianamente a la santidad, ejerciendo vuestro ministerio con alegr铆a, sencillez de coraz贸n y fidelidad al Evangelio y a la Iglesia. La conducta ejemplar de un sacerdote y el testimonio de su amor a Dios y a los hermanos son fuente de gracias incesantes para el pueblo de Dios y una invitaci贸n constante para que otros respondan con generosidad a la llamada del Se帽or. Os bendigo a todos con afecto.

(En polaco)

La semana pasada Polonia fue azotada por tempestades y huracanes, acontecimientos ins贸litos en esa regi贸n. Ha habido muertos y heridos. Muchos han perdido el patrimonio de una vida entera. A cuantos han sufrido de alg煤n modo da帽o a causa de esta desgracia les aseguro mi cercan铆a espiritual y mi recuerdo en la oraci贸n. Que la bendici贸n del Se帽or descienda sobre ellos y sobre vosotros, aqu铆 presentes.

(En italiano)

Me dirijo por 煤ltimo a los j贸venes, a los enfermos y a los reci茅n casados. A todos os invito a dedicar cada vez m谩s tiempo a la formaci贸n cristiana, para ser fieles disc铆pulos de Cristo, camino, verdad y vida.

Como no todos los fieles hab铆an podido entrar en el patio, el Papa se asom贸 al balc贸n que da a la plaza y, antes de impartirles la bendici贸n, les dijo:

隆Buenos d铆as a todos vosotros! En esta semana celebramos las fiestas de muchos santos. Hoy san Bernardo de Claraval, gran doctor de la Iglesia, gran doctor sobre todo de la veneraci贸n a la Virgen. Es un hombre que cre贸 paz y as铆 nos muestra c贸mo vivir el Evangelio. Celebramos ma帽ana a san P铆o X que, en un per铆odo dif铆cil, gui贸 a la Iglesia, renov贸 la liturgia y as铆 renov贸 a la Iglesia desde dentro. De este modo todos los santos nos muestran c贸mo vivir el Evangelio. Son una interpretaci贸n libre del Evangelio y nos gu铆an en nuestro camino. A todos os deseo unas felices vacaciones y una feliz semana. Gracias por vuestra presencia. Mi bendici贸n para todos vosotros. 隆Felicidades y adi贸s!

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR脫NICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS鈩�. La versi贸n electr贸nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est谩 protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par谩metros para su uso. Hecho el dep贸sito legal.


Dise帽o web :: Hosting Cat贸lico