Soporte
S.S. Benedicto XVI, √Āngelus, 25 de noviembre de 2007. Solemnidad de Nuestro Se√Īor Jesucristo, Rey del universo
Incrementar tama√Īo de fuente Disminuir tama√Īo de fuente
Compartir

√Āngelus, 25 de noviembre de 2007. Solemnidad de Nuestro Se√Īor Jesucristo, Rey del universo

Queridos hermanos y hermanas:

El martes pr√≥ximo, en Annapolis, Estados Unidos, israel√≠es y palestinos, con la ayuda de la comunidad internacional, quieren reanudar las negociaciones para encontrar una soluci√≥n justa y definitiva al conflicto que desde hace sesenta a√Īos ensangrienta la Tierra Santa y ha provocado tantas l√°grimas y sufrimientos en los dos pueblos. Os pido que os un√°is a la Jornada de oraci√≥n convocada para hoy por la Conferencia episcopal de Estados Unidos para implorar del Esp√≠ritu de Dios la paz para aquella regi√≥n tan querida para nosotros y los dones de sabidur√≠a y valent√≠a para todos los protagonistas de ese importante encuentro.

Despu√©s de la conclusi√≥n de la solemne celebraci√≥n de hoy, dirijo mi cordial saludo a todos los presentes, incluyendo precisamente a cuantos han permanecido fuera de la bas√≠lica. Expreso gratitud especial a los fieles que han venido desde lejos para acompa√Īar a los nuevos cardenales y participar en este acontecimiento, que manifiesta de manera singular la unidad y la universalidad de la Iglesia cat√≥lica. Renuevo mi saludo deferente a las distinguidas autoridades civiles.

Nos disponemos ahora a rezar, como de costumbre, la oraci√≥n del √Āngelus. En ocasiones como esta se siente m√°s viva a√ļn la presencia espiritual de Mar√≠a sant√≠sima. Como en el Cen√°culo de Jerusal√©n, ella est√° hoy en medio de nosotros y nos acompa√Īa en esta etapa del camino eclesial. A la Virgen queremos encomendar a los nuevos miembros del Colegio cardenalicio, para que a cada uno de ellos, as√≠ como a todos los ministros de la Iglesia, les obtenga imitar siempre a Cristo en el servicio generoso a Dios y a su pueblo, para participar en su realeza gloriosa.


Despu√©s del √Āngelus

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua espa√Īola. De modo especial, a los obispos, sacerdotes, religiosas, religiosos y fieles que hab√©is venido de Argentina, Espa√Īa y M√©xico, acompa√Īando a los nuevos cardenales. Pidamos al Esp√≠ritu Santo, por intercesi√≥n de la Virgen Mar√≠a, que los sostenga e ilumine con su gracia para que, llenos de amor a Dios y estrechamente unidos al Sucesor de Pedro, contin√ļen entregando fielmente su vida al servicio de la Iglesia y de los hombres. ¬°Feliz solemnidad de Cristo Rey!

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR√ďNICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS‚ĄĘ. La versi√≥n electr√≥nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est√° protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par√°metros para su uso. Hecho el dep√≥sito legal.


Dise√Īo web :: Hosting Cat√≥lico