Soporte
S.S. Benedicto XVI, √Āngelus, 8 de julio de 2007
Incrementar tama√Īo de fuente Disminuir tama√Īo de fuente
Compartir

√Āngelus, 8 de julio de 2007

Queridos hermanos y hermanas:

El evangelio de hoy (cf. Lc 10, 1-12. 17-20) presenta a Jes√ļs que env√≠a a setenta y dos disc√≠pulos a las aldeas a donde est√° a punto de ir, para que preparen el ambiente. Esta es una particularidad del evangelista san Lucas, el cual subraya que la misi√≥n no est√° reservada a los doce Ap√≥stoles, sino que se extiende tambi√©n a otros disc√≠pulos.

En efecto, Jes√ļs dice que "la mies es mucha, y los obreros pocos" (Lc 10, 2). En el campo de Dios hay trabajo para todos. Pero Cristo no se limita a enviar: da tambi√©n a los misioneros reglas de comportamiento claras y precisas. Ante todo, los env√≠a "de dos en dos" para que se ayuden mutuamente y den testimonio de amor fraterno. Les advierte que ser√°n "como corderos en medio de lobos", es decir, deber√°n ser pac√≠ficos a pesar de todo y llevar en todas las situaciones un mensaje de paz; no llevar√°n consigo ni alforja ni dinero, para vivir de lo que la Providencia les proporcione; curar√°n a los enfermos, como signo de la misericordia de Dios; se ir√°n de donde sean rechazados, limit√°ndose a poner en guardia sobre la responsabilidad de rechazar el reino de Dios.

San Lucas pone de relieve el entusiasmo de los disc√≠pulos por los frutos de la misi√≥n, y cita estas hermosas palabras de Jes√ļs: "No os alegr√©is de que los esp√≠ritus se os sometan; alegraos, m√°s bien, de que vuestros nombres est√©n escritos en los cielos" (Lc 10, 20). Ojal√° que este evangelio despierte en todos los bautizados la conciencia de que son misioneros de Cristo, llamados a prepararle el camino con sus palabras y con el testimonio de su vida.

Es tiempo de vacaciones y ma√Īana partir√© para Lorenzago di Cadore, donde ser√© hu√©sped del obispo de Treviso en la casa que ya acogi√≥ al venerado Juan Pablo II. El aire de monta√Īa me har√° bien ‚ÄĒas√≠ lo espero‚ÄĒ y podr√© dedicarme m√°s libremente a la reflexi√≥n y a la oraci√≥n.

Deseo a todos, especialmente a los que sienten mayor necesidad, que puedan tomar vacaciones, para reponer las energ√≠as f√≠sicas y espirituales, y renovar un contacto saludable con la naturaleza. La monta√Īa, en particular, evoca la elevaci√≥n del esp√≠ritu hacia las alturas, hacia el "grado alto" de nuestra humanidad que, por desgracia, la vida diaria tiende a rebajar.

A este propósito, quiero recordar la V Peregrinación de los jóvenes a la cruz del Adamello, a donde el Santo Padre Juan Pablo II fue dos veces. La peregrinación se realizó durante estos días, y acaba de culminar con la santa misa, celebrada aproximadamente a tres mil metros de altura. A la vez que saludo al arzobispo de Trento y al secretario general de la Conferencia episcopal italiana, así como a las autoridades trentinas, renuevo la cita a todos los jóvenes italianos para los días 1 y 2 de septiembre en Loreto.

Que la Virgen Mar√≠a nos proteja siempre, tanto en la misi√≥n como en el merecido descanso, para que podamos realizar con alegr√≠a y con fruto nuestro trabajo en la vi√Īa del Se√Īor.

* * *

Despu√©s del √Āngelus

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua espa√Īola aqu√≠ presentes y a quienes se unen a trav√©s de la radio y la televisi√≥n a esta oraci√≥n mariana. Ma√Īana comienza mi per√≠odo de vacaciones. Que vuestros d√≠as de merecido descanso sean tambi√©n un momento propicio para alabar a Dios y anunciar su reino, tal como exhorta el evangelio de hoy. ¬°La paz est√© con vosotros! ¬°Feliz verano!

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR√ďNICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS‚ĄĘ. La versi√≥n electr√≥nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est√° protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par√°metros para su uso. Hecho el dep√≥sito legal.


Dise√Īo web :: Hosting Cat√≥lico