Soporte
S.S. Juan Pablo II, Angelus, Mi茅rcoles 15 de agosto de 1990. Solemnidad de la Asunci贸n de la Virgen Mar铆a
Incrementar tama帽o de fuente Disminuir tama帽o de fuente
Compartir

脕ngelus

Mi茅rcoles 15 de agosto de 1990

Solemnidad de la Asunci贸n de la Virgen Mar铆a

1. La liturgia de hoy nos invita a contemplar a Mar铆a, la esclava humilde del Se帽or, en el misterio glorioso de su Asunci贸n al cielo.

A ella se dirige nuestra oraci贸n com煤n en este d铆a solemne, que os deseo viv谩is con serenidad y alegr铆a.

"隆Bendita eres entre las mujeres!".

S铆, Mar铆a es bendita porque en ella se cumpli贸 la promesa; porque en su seno virginal se hizo hombre el Hijo de Dios, Jes煤s.

Con su "s铆" total a la voluntad del Padre abri贸 las puertas de la salvaci贸n a todo el g茅nero humano.

Y por eso hoy la Iglesia proclama su inmensa grandeza, canta su fidelidad perenne e invoca su intercesi贸n poderosa.

2. En Mar铆a, part铆cipe de la vida eterna de Cristo, la humanidad entrev茅 su futuro radiante de plenitud y de bienaventuranza, que se ofrece a todos al final de la peregrinaci贸n terrenal. En su Asunci贸n se manifiesta claramente el destino definitivo del hombre creado a imagen y semejanza de Dios, redimido por Cristo crucificado y llamado a la gloria.

Mar铆a es la primera entre los redimidos, la primera entre los "llamados a la gloria". As铆, pues, comprendemos mejor en ella la realidad de nuestra existencia. Con ella se hace m谩s 谩gil el camino y menos ardua nuestra ascensi贸n hacia la meta eterna.

3. Cuando nos sentimos agobiados por las preocupaciones y dificultades, cuando sentimos el peso de la fatiga cotidiana, cuando estamos tentados por mil distracciones de este mundo, ella nos invita a seguir su ejemplo y a encender en su luz nuestra esperanza, pues por predilecci贸n divina alcanz贸 ya la perfecci贸n y la bienaventuranza a la que nosotros aspiramos.

La luz del misterio de la inmaculada integridad de su alma y su cuerpo, y de la uni贸n incomparable de su existencia con la del Salvador, se proyecta hoy, una vez m谩s, sobre cada uno de nosotros, ilumina nuestra existencia diaria y nos ayuda a abrazar con valent铆a todas las exigencias de nuestro compromiso cristiano.

隆Rec茅mosle para que nos muestre su rostro e interceda por nosotros!

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR脫NICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS鈩�. La versi贸n electr贸nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est谩 protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par谩metros para su uso. Hecho el dep贸sito legal.


Dise帽o web :: Hosting Cat贸lico