Soporte
S.S. Juan Pablo II, Angelus, Domingo 15 de agosto de 1982. Fiesta de la Asunci贸n de la Virgen Mar铆a
Incrementar tama帽o de fuente Disminuir tama帽o de fuente
Compartir

脕ngelus

Domingo 15 de agosto de 1982

Fiesta de la Asunci贸n de la Virgen Mar铆a

1. "Dios te salve, Mar铆a, llena de gracia..." (cf. Lc 1, 28).

Cada vez que rezamos estas palabras venimos a ser, en cierto sentido, el arc谩ngel que dio el anuncio. Toda la Iglesia, reunida en oraci贸n para el "脕ngelus", renueva el misterio de la anunciaci贸n.

El arc谩ngel anuncia a Mar铆a, ante todo que es "llena de gracia". Antes de decirle que se convertir谩 en la Madre del Hijo de Dios, afirma: "llena eres de gracia".

Toda la Iglesia, y en ella cada uno de nosotros, hace propio este saludo y este anuncio. Cu谩ntas veces en la vida (y especialmente en el "脕ngelus") nos dirigimos a la Madre de Dios y le decimos: "llena eres de gracia".

Estas palabras nos vuelven a unir directamente con el misterio de la Encarnaci贸n. Al pronunciarlas, pensamos en la Maternidad divina de la Virgen de Nazaret: es "llena de gracia" a causa de la Maternidad divina.

2. Hoy pronunciamos las palabras "llena de gracia" pensando en la Asunci贸n de Mar铆a.

La plenitud de gracia de que gozaba Mar铆a desde el primer instante de su concepci贸n, en consideraci贸n de los m茅ritos de Cristo, se confirma en la asunci贸n en alma y cuerpo.

Asunci贸n significa la uni贸n definitiva con Dios, Padre-Hijo-Esp铆ritu Santo. La gracia lleva a esta uni贸n y la realiza gradualmente durante la existencia terrena del hombre. La realiza definitivamente en el cielo. El cielo es el estado de la conclusiva e irreversible uni贸n con Dios en el misterio de la Sant铆sima Trinidad. La gracia de Dios prepara al hombre para este estado: la gracia santificante con todas las gracias actuales y todos los dones del Esp铆ritu Santo.

Cuando, el d铆a de la Asunci贸n, decimos "llena de gracia", pensamos en la plenitud de estos dones sobrenaturales, que prepararon a la Madre de Dios para la glorificaci贸n en el seno de la Sant铆sima Trinidad.

Y, a la vez, pensamos tambi茅n en la gracia de Dios que act煤a en cada uno de nosotros. Llevamos en nosotros un don tan grande, que supera los l铆mites de lo tempor谩neo y, venciendo las fuerzas del pecado y de la muerte, nos prepara a cada uno de nosotros a la uni贸n con Dios en la eternidad.

3. Este d铆a se celebra la fiesta de la parroquia de Castelgandolfo.

Esta venera de modo especial a la Madre de Dios en el misterio de la Asunci贸n, al estar bajo su patrocinio.

Roguemos, pues, hoy por la parroquia de Castelgandolfo que nos brinda hospitalidad. Roguemos por todos los feligreses. Oremos por los Pastores.

Que el misterio de la Asunci贸n de Mar铆a act煤e de manera muy profunda en las almas de todos. Que d茅 frutos de gracia y de uni贸n con Dios.

Que los difuntos gocen eternamente de esta uni贸n. Que los que a煤n viven se preparen a ella.

"Assumpta est Maria in caelum".

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR脫NICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS鈩�. La versi贸n electr贸nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est谩 protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par谩metros para su uso. Hecho el dep贸sito legal.


Dise帽o web :: Hosting Cat贸lico