Soporte
Jos茅 Gros y Raguer, San Lucas
Incrementar tama帽o de fuente Disminuir tama帽o de fuente
Compartir

San Lucas

Nacido en Antioqu铆a de Siria en los primeros decenios del Cristianismo. Pagano, convertido por San Pablo, seg煤n parece. Trabaj贸 a su lado durante largos a帽os. La tradici贸n lo tiene por M谩rtir. Escribi贸 una obra inspirado por el Esp铆ritu Santo, dividida en dos partes: Evangelio y Hechos Apost贸licos. 鈥� Fiesta: 18 de octubre.

Con s贸lo decir que la vida de Mar铆a, Madre de Dios, nos viene relatada casi exclusivamente por San Lucas, ya habr铆a suficiente para tenerle un aprecio especial. Pero, es que la misma narraci贸n mariana est谩 incluida en un todo, un gran escrito de inapreciable valor: el tercer Evangelio.

Sucede en las cosas que hay muchas que, con el tiempo pierden, para nosotros, algo de importancia: y no debe ser as铆 con el Evangelio, que tiene por autor principal a Dios, al Esp铆ritu Santo y al escritor humano como autor secundario.

San Lucas se nos hace altamente simp谩tico, puesto que escribi贸 una vida de Jes煤s muy parecida y nunca contraria a las que escribieron los otros tres Evangelistas, y, sin embargo, personal铆sima. En ella nos cont贸 la infancia del Hijo de Dios encarnado; por ello tuvo que hablarnos forzosamente de Mar铆a. 驴Qui茅n era San Lucas? Un pagano converso, ante todo. La tradici贸n lo hace originario de Antioqu铆a de Siria (en el Asia Anterior), la primera ciudad griega donde los seguidores de Jes煤s comenzaron a multiplicarse y a tomar el nombre de cristianos.

No sabemos a ciencia cierta 鈥攕eguramente que no鈥� si conoci贸 a Jes煤s 芦materialmente禄, ni cu谩ndo comenz贸 a verle con los ojos de la fe. La primera se帽al del convertido la tenemos cuando, en Tr贸ada, se uni贸 a Pablo, que acababa de recorrer el Asia Menor 鈥攓ue hoy llamamos Turqu铆a鈥� y se dispon铆a a entrar en Europa, por Macedonia, para predicar la salvaci贸n universal tra铆da por Jesucristo. Ya no abandonar谩 al gran Ap贸stol, a quien acompa帽ar谩 siempre, a menudo en calidad de m茅dico personal, hasta que el martirio le separe de 茅l.

Podemos afirmar, en l铆neas generales, que la vida de nuestro Evangelista comienza a florecer en torno de la figura arrolladora de Pablo, y que con 茅l se desvanece, puesto que las noticias que se cuentan de su actividad posterior, sobre el a帽o 67, son menos ciertas. Hay quien da como seguro que evangeliz贸 Acaya y Bitinia: donde habr铆a hallado su verdadera vida, donde habr铆a sellado con el martirio la verdad firme de su Evangelio.

Hasta aqu铆, a modo de biograf铆a natural, humana, hist贸rica, su vida externa. Intentemos penetrar en el verdadero mundo interior.

驴Por qu茅 Lucas fue Santo? 驴Por qu茅 Dios le escogi贸 para que nos transmitiera parte de su mensaje salvador? 驴Por qu茅 fue gran confidente de Mar铆a y de San Pablo?...

Las noticias que nos son conocidas de su vida de cristiano aut茅ntico se apoyan en las cartas de San Pablo y en sus propios escritos. Pablo, camino de Damasco, dice escribiendo a los Colosenses: 芦Os saluda Lucas, m茅dico car铆simo禄. En la segunda carta a Timoteo, escrita durante la segunda prisi贸n romana del mismo San Pablo, cuando 茅ste daba ya por consumada su carrera, se queja de la poca fidelidad de muchos que le abandonan; pero Lucas se mantuvo fiel al Ap贸stol, y, siempre, al divino Maestro.

Fiel, fidel铆simo a Cristo, a quien conoce profundamente por ciencia y por adhesi贸n de amor. Con sus propias obras, 芦Evangelio禄 y 芦Hechos Apost贸licos禄 鈥攐bra propiamente una, dividida en dos partes: vida de Jes煤s y vida de la Iglesia primitiva鈥� podr铆a trazarse su verdadera silueta, espiritual, delicada.

Es su visi贸n de grandes horizontes: Cristo muri贸 por todos los hombres. El Evangelio es cat贸lico, universal. Va dirigido a los gentiles o paganos y a los jud铆os.

Para escuchar y comprender a Jes煤s, que nos habla por los Ap贸stoles y sus sucesores, es preciso purificarse, arrepentirse de los pecados. Explica luego que la humanidad ha sido como el hijo que abandona a su padre y se aleja; gasta su fortuna y salud en vicios. Despu茅s, no obstante, se arrepiente, puesto que ha sufrido mucho lejos de su casa paterna, y vuelve: 芦Padre, he pecado contra el cielo y contra ti禄. El Se帽or es Dios de Misericordia. La Redenci贸n es un poema inefable del Amor compasivo.

Tambi茅n insiste en la renuncia de s铆 mismo. En la pobreza: dichosos los que siendo pobres no buscan su felicidad qued谩ndose en las cosas de esta vida, sino en Dios, donde se hallan las verdaderas riquezas. Desdichados de los ricos, en cambio, cuando sus bienes no les mueven a las obras de misericordia.

La obra de San Lucas, en fin, es un tratado de oraci贸n, contemplativa y serena; el sentido cristiano de la alegr铆a: quien se sabe en posesi贸n de Dios comienza a ser feliz desde ahora. Y una descripci贸n inigualable sobre el Esp铆ritu Santo, alma de la Iglesia. A los Hechos Apost贸licos se ha venido en llamarlos con raz贸n: 芦Evangelios del Esp铆ritu Santo禄. Y cuanto alienta y palpita en la luminosa urdimbre de sus escritos, es, a la vez que inspiraci贸n divina, una continua vivencia teologal del alma del Evangelista, que supo vivir lo que escribi贸 y predic贸, hasta dar la vida por Aquel a quien amaba: Jes煤s.

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR脫NICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS鈩�. La versi贸n electr贸nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est谩 protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par谩metros para su uso. Hecho el dep贸sito legal.


Dise帽o web :: Hosting Cat贸lico