Soporte
S.S. Juan Pablo II, Discurso a los j√≥venes durante Visita Apost√≥lica a Espa√Īa
Incrementar tama√Īo de fuente Disminuir tama√Īo de fuente
Compartir

Encuentro del Santo Padre con los jóvenes en Madrid

1. Conducidos de la mano de la Virgen Mar√≠a y acompa√Īados por el ejemplo y la intercesi√≥n de los nuevos Santos, hemos recorrido en la oraci√≥n diversos momentos de la vida de Jes√ļs.

El Rosario, en efecto, en su sencillez y profundidad, es un verdadero compendio del Evangelio y conduce al coraz√≥n mismo del mensaje cristiano: "Tanto am√≥ Dios al mundo que di√≥ a su Hijo √ļnico, para que todo el que crea en El no perezca, sino que tenga vida eterna" (Jn 3,16).

Mar√≠a, adem√°s de ser la Madre cercana, discreta y comprensiva, es la mejor Maestra para llegar al conocimiento de la verdad a trav√©s de la contemplaci√≥n. El drama de la cultura actual es la falta de interioridad, la ausencia de contemplaci√≥n. Sin interioridad la cultura carece de entra√Īas, es como un cuerpo que no ha encontrado todav√≠a su alma.¬ŅDe qu√© es capaz la humanidad sin interioridad? Lamentablemente, conocemos muy bien la respuesta. Cuando falta el esp√≠ritu contemplativo no se defiende la vida y se degenera todo lo humano. Sin interioridad el hombre moderno pone en peligro su misma integridad.

2. Queridos j√≥venes, os invito a formar parte de la "Escuela de la Virgen Mar√≠a". Ella es modelo insuperable de contemplaci√≥n y ejemplo admirable de interioridad fecunda, gozosa y enriquecedora. Ella os ense√Īar√° a no separar nunca la acci√≥n de la contemplaci√≥n, as√≠ contribuir√©is mejor a hacer realidad un gran sue√Īo: el nacimiento de la nueva Europa del esp√≠ritu. Una Europa fiel a sus ra√≠ces cristianas, no encerrada en s√≠ misma sino abierta al di√°logo y a la colaboraci√≥n con los dem√°s pueblos de la tierra; una Europa consciente de estar llamada a ser faro de civilizaci√≥n y est√≠mulo de progreso para el mundo, decidida a aunar sus esfuerzos y su creatividad al servicio de la paz y de la solidaridad entre los pueblos.

3. Amados jóvenes, sabéis bien cuánto me preocupa la paz en el mundo. La espiral de la violencia, el terrorismo y la guerra provoca, todavía en nuestros días, odio y muerte. La paz - lo sabemos - es ante todo un don de lo Alto que debemos pedir con insistencia y que, además, debemos construir entre todos mediante una profunda conversión interior. Por eso, hoy quiero comprometeros a ser operadores y artífices de paz. Responded a la violencia ciega y al odio inhumano con el poder fascinante del amor. Venced la enemistad con la fuerza del perdón. Manteneos lejos de toda forma de nacionalismo exasperado, de racismo y de intolerancia. Testimoniad con vuestra vida que las ideas no se imponen, sino que se proponen. ¡Nunca os dejéis desalentar por el mal! Para ello necesitáis la ayuda de la oración y el consuelo que brota de una amistad íntima con Cristo. Sólo así, viviendo la experiencia del amor de Dios e irradiando la fraternidad evangélica, podréis ser los constructores de un mundo mejor, auténticos hombres y mujeres pacíficos y pacificadores.

4. Ma√Īana tendr√© la dicha de proclamar cinco nuevos santos, hijos e hijas de esta noble Naci√≥n y de esta Iglesia. Ellos "fueron j√≥venes como vosotros, llenos de energ√≠a, ilusi√≥n y ganas de vivir. El encuentro con Cristo transform√≥ sus vidas (...) Por eso, fueron capaces de arrastrar a otros j√≥venes, amigos suyos, y de crear obras de oraci√≥n, evangelizaci√≥n y caridad que a√ļn perduran" (Mensaje de los Obispos espa√Īoles con ocasi√≥n del viaje del Santo Padre, 4).

Queridos j√≥venes, ¬°id con confianza al encuentro de Jes√ļs! y, como los nuevos santos, ¬°no teng√°is miedo de hablar de √Čl! pues Cristo es la respuesta verdadera a todas las preguntas sobre el hombre y su destino. Es preciso que vosotros j√≥venes os convirt√°is en ap√≥stoles de vuestros coet√°neos. S√© muy bien que esto no es f√°cil. Muchas veces tendr√©is la tentaci√≥n de decir como el profeta Jerem√≠as: "¬°Ah, Se√Īor! Mira que no s√© expresarme, que soy un muchacho" (Jr 1,6). No os desanim√©is, porque no est√°is solos: el Se√Īor nunca dejar√° de acompa√Īaros, con su gracia y el don de su Esp√≠ritu.

5. Esta presencia fiel del Se√Īor os hace capaces de asumir el compromiso de la nueva evangelizaci√≥n, a la que todos los hijos de la Iglesia est√°n llamados. Es una tarea de todos. En ella los laicos tienen un papel protagonista, especialmente los matrimonios y las familias cristianas; sin embargo, la evangelizaci√≥n requiere hoy con urgencia sacerdotes y personas consagradas. √Čsta es la raz√≥n por la que deseo decir a cada uno de vosotros, j√≥venes: si sientes la llamada de Dios que te dice: "¬°S√≠gueme!" (Mc 2,14; Lc 5,27), no la acalles. S√© generoso, responde como Mar√≠a ofreciendo a Dios el s√≠ gozoso de tu persona y de tu vida.

Os doy mi testimonio: yo fui ordenado sacerdote cuando ten√≠a 26 a√Īos. Desde entonces han pasado 56. Al volver la mirada atr√°s y recordar estos a√Īos de mi vida, os puedo asegurar que vale la pena dedicarse a la causa de Cristo y, por amor a √Čl, consagrarse al servicio del hombre. ¬°Merece la pena dar la vida por el Evangelio y por los hermanos!

6. Al concluir mis palabras quiero invocar a María, la estrella luminosa que anuncia el despuntar del Sol que nace de lo Alto, Jesucristo:

¡Dios te salve, María, llena de gracia!
Esta noche te pido por los j√≥venes de Espa√Īa,
j√≥venes llenos de sue√Īos y esperanzas.
Ellos son los centinelas del ma√Īana,
el pueblo de las bienaventuranzas;
son la esperanza viva de la Iglesia y del Papa.
Santa María, Madre de los jóvenes,
intercede para que sean testigos de Cristo Resucitado,
apóstoles humildes y valientes del tercer milenio,
heraldos generosos del Evangelio.
Santa María, Virgen Inmaculada,
reza con nosotros,
reza por nosotros. Amén

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR√ďNICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS‚ĄĘ. La versi√≥n electr√≥nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est√° protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par√°metros para su uso. Hecho el dep√≥sito legal.


Dise√Īo web :: Hosting Cat√≥lico