Soporte
S.S. Juan Pablo II, La comuni贸n eclesial, m谩s que un l铆mite, es el lugar que vivifica la relflexi贸n teol贸gica
Incrementar tama帽o de fuente Disminuir tama帽o de fuente
Compartir

La comuni贸n eclesial, m谩s que un l铆mite, es el lugar que vivifica la reflexi贸n teol贸gica

Discurso, a los participantes en el Foro internacional de la Academia pontificia de teolog铆a.

Se帽or cardenal; venerados hermanos en el episcopado y en el sacerdocio; queridos hermanos y hermanas:

Me alegra este encuentro, con el que hab茅is querido subrayar la celebraci贸n del primer Foro internacional de la Academia pontificia de teolog铆a. Dirijo a todos mi saludo cordial y, de modo especial, doy las gracias al se帽or cardenal Paul Poupard, que se ha hecho interprete de vuestros sentimientos y ha ilustrado la intenci贸n del Foro, cuyo significativo tema es: 芦Jesucristo, camino,verdad y vida. Para una relectura de la Dominus Iesus禄.

Ese tema se inserta en la competencia propia de vuestra Academia. En efecto en los Estatutos renovados, que aprob茅 con el motu propio del 28 de enero de 1999, se indica como fin de la Academia 芦cuidar y promover los estudios teol贸gicos y el di谩logo entre las disciplinas teol贸gicas y filos贸ficas禄 (art. II). Todos los esfuersos que realiza el ser humano para progresar en el conocimientos de la verdad se orientan, en definitiva, al descubrimiento de alg煤n nuevo aspecto del misterio de Dios, 芦suma y primera verdad禄 (santo Tom谩s de Aquino Summa Theologica, I, q. 16, a.5) y fuente de verdad, pues, como dice el Doctor Ang茅lico, 芦toda verdad proviene de Dios禄 (Quaestiones disputatae, De veritatae, q. 1, a. 8).

El ser humano, que se puede definir 芦como aquel que busca la verdad禄 (fides et ratio, 28), sabe que en el encuentro con Jes煤s y con su divina revelaci贸n ha allado la verdad de su existencia: 芦En Jesucristo, que es la verdad, la fe reconoce la llamada 煤ltima dirigida a la humanidad para qu pueda llevar a cabo lo que experimenta como deseo y nostalgia禄 (ib.,33).

Meditar el misterio de Cristo

2. La finalidad principal de la Academia pontificia de teolog铆a es la meidtaci贸n del misterio de Jesucristo, nuestro Maestro y Se帽or, plenitud de gracia y de verdad (cf. Jn 1,16). De este manantial de luz nace el mandato del anuncio, del testimonio y del compromiso en el di谩logo ecum茅nico e interreligioso.

En la enc铆clicla Fides et ratio afirm茅 que 芦las v铆as para alcanzar la verdad siguen siendo muchas; sin embargo, como la verdad crisitana tiene un valor salv铆fico, cualquiera de estas v铆as puede seguirse con tal de que conduzca a la meta final, es decir a la revelaci贸n de Jesucristo禄 (n. 38). En su trabajo de estudio de investigaci贸n, los acad茅micos, cultivadores y testigos de la verdad de Cristo en la Iglesia y en el mundo, son guiados por la revelaci贸n cristiana, 芦verdadera estrella que orienta禄 (ib., 15), para conocer la verdad, realizar el bien y vivir la caridad.

3. Son dos los aspecto que pueden caracterizar hoy el apostolado y el servicio de la verdad: su dinamismo y su ecclesialidad. La verdad de la Revelaci贸n cristiana abre siempre en la historia nuevos horizontes de inteligencia del misteriode Dios y del hombre. Este impuso intr铆nseco de novedad no significa relativismo o historicismo, sino suprema concentraci贸n de la verdad, cuya comprenci贸 implica un camino y, sobre todo, un seguimiento: el seguimiento: el seguimiento de Cristo, camino, verdad y vida. As铆 la teolog铆a se convierte en un itinerario en comuni贸n con la verdad- persona que es Jesucristo, en una relaci贸n de fidelidad, amor y donaci贸n, bajo la acci贸 del Espiritu de verdad (cf. Jn 16,13), cuya tarea no conciste s贸lo en recordar las palabras de Jes煤s, sino tambi茅n en ayudar a los cristianos a comprenderlas y vivirlas con una claridad interior cada vez mayor, en la historia cambiante de la humanidad.

La calificaci贸n de 鈥減ontificia鈥� de vuestra 鈥淎cademia teol贸gica鈥� significa, en segundo lugar, que su servicio a Cristo verdad se caracteriza por su eclesialidad. En efcto, la b煤squeda libre del te贸logo se realiza dentro de la fe y de la comni贸n de la Iglesia, sal de la tierra y luz del mundo (cf. Mt. 5, 13-14), la reflexi贸n teol贸gica cumple su tarea de responder a voluntad salv铆fica universal de Dios, el cual quiere 鈥渜ue todos loshombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad鈥� (1 Tm 2, 4). La comuni贸n eclesial, m谩s que un l铆mite, es en realidad el lugar que vivif铆ca la reflexi贸n teol贸gica, sosteniendo su audacia y premiando su profec铆a. De este modo, la ciencia teol贸gica, comprebdiendo cada vez m谩s profundamente la verdad revelada, se convierte en un servicio a todo el pueblo de Dios, sostiene su esperanza y refuerza su comuni贸n.

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR脫NICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS鈩�. La versi贸n electr贸nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est谩 protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par谩metros para su uso. Hecho el dep贸sito legal.


Dise帽o web :: Hosting Cat贸lico