Soporte
Congregaci贸n para el Clero, El Sacerdocio en el Nuevo Testamento
Incrementar tama帽o de fuente Disminuir tama帽o de fuente
Compartir

El Sacerdocio en el Nuevo Testamento

El Concilio Vaticano II (cfr. Constituci贸n dogm谩tica LG 28, y el Decreto PO 2) fondamenta la exposici贸n doctrinal sobre el sacerdocio en el Nuevo Testamento bajo el concepto de "la consagraci贸n y la misi贸n", que quiere el Se帽or Jes煤s en Jo 10,36:

" a aquel que el Padre ha consagrado y ha enviado al mundo, vosotros le decis: T煤 blasfemias, porque yo he dicho: Yo soy Hijo de Dios".

Consagraci贸n, santificaci贸n : "Cristo viene de la traducci贸n griega del t茅rmino hebreo "Mesias", que quiere decir "ungido". Llega a ser el nombre de Jes煤s porque 茅l ha cumplido perfectamente la misi贸n divina que significa. En efecto, en Israel eran ungidos en nombrre de Dios aquellos que eran consagrados para una misi贸n que ven铆a de El. Este era el caso de los reyes (cf. 1S9,16; 10,1; 16,1.12-13; 1R1,39), de los sacerdotes (cf. Ex 19,7; Lv. 8,12) y en algunos casos raros, los profetas (cf. 1R19,16). Este deb铆a ser por excelencia el caso del Mesias, que Dios deb铆a enviar para instaurar definitivamente su Reino (cf. Ps. 2,2; Ac 4, 26-27). El Mesias es el ungido por el Esp铆ritu del Se帽or (cf. Is. 11,2) de la misma manera como los profetas y los reyes: cf. El 谩ngel anunciando a los pastores el nacimineto de Jes煤s como aquel que era el Mesias prometido a Israel: (Lc. 2, 11), su concepci贸n como "santo" (Lc 1,35) en el seno virginal de Mar铆a. Dios llam贸 a Jos茅 para que "tomase a Mar铆a como esposa" que estaba encinta "de aquel que hab铆a sido engendrado en ella por obra del Esp铆ritu Santo" (Mt.1,21) a fin de que Jes煤s "que ser谩 llamado Cristo" naciera de la esposa de Jos茅 dentro de la descendencia mesi谩nica de David (Mt 1,16; cf. Rm 1,3; 2Tm 2,8; Ap 22, 16).

Misi贸n : esto es "apostolado". La consagraci贸n mesi谩nica de Jes煤s manifiesta su divina misi贸n. Esto es lo que se indica con su mismo nombre, pues en el nombre de Cristo se sobreentiende Aquel que est谩 ungido, aquel que ha ungido y la Unci贸n misma: Aquel que ha ungido es el Padre, Aquel que ha sido ungido es el Hijo y 茅l la posee por el Esp铆ritu, que es la Unci贸n. (S. Ireneo, haer. 3,18,3). Su eterna consagraci贸n mesi谩nica se ha revelado en el tiempo de su vida terrestre por medio de su bautismo por Juan, cuando "Dios lo ha ungido de Esp铆ritu Santo y de poder" (Hech. 10,38) para que El se manifestara a Israel" (Jo. 1,31) como su Mesias. Sus obras y sus palabras le hicieron conocer como "el santo de Dios" (Mc. 1,24; JU 6,69; Hech 3,14).

Esta consagraci贸n-misi贸n hace que en el Nuevo Testamento s贸lo exista un 煤nico "Grande sacerdote seg煤n el orden de Melquisedec" (Eb 5,10; 6,20), "santo e inocente, inmaculado" (Eb. 10,14), 茅sto es, por medio del 煤nico sacrificio de su Cruz (cf. CIC 1545). "Haga perfecto", es una expresi贸n llena de significados: significa a la vez perfeccionar, cumplir, consagrar-santificar: traduce el equivalente hebreo que significa la unci贸n de los sacerdotes del Antiguo Testamento y la consagraci贸n del templo; 茅sta es la 煤ltima palabra de Jes煤s en la cruz: "Todo est谩 cumplido" (Ju. 19,30).

(Entre los Padres, ya Theophylacte subrayaba la dimensi贸n sacerdotal de la "consagraci贸n" de Ju. 10,36: sanctificavit eum, hoc est sanxit sacrificari por mundo. In quo ostendit se non esse deum sicut ceteri; nam salvum facere mundum, divinum opus est, non autem hominis deificati per gratiam).

As铆 pues, Jes煤s posee una particular unci贸n del Esp铆ritu (cf. Mt. 3,16; Lc.4,8; Hech. 4,27; 10,38) que El hace participar a todo su cuerpo m铆stico: en 茅l todos los cristianos llegar a ser un sacerdocio santo y real, ofreciendo sacrificios a Dios por medio de Jesucristo, proclamando las maravillas de aquel que les ha llamado a su admirable luz (cf. 1 Pt 2, 5 y 9). Gran sacerdote y 煤nico mediador, 茅l ha hecho de la Iglesia "un Reino de sacerdotes para su Dios y Padre" (Apo. 1, 6; 5, 9-10). Estos textos fundamentan la doctrina sobre el "sacerdocio com煤n".

Pero queriendo hacer de los creyentes un solo cuerpo en el que todos los miembros no tienen la misma funci贸n (Rom. 12,4) al atardecer del dia de la Resurrecci贸n 茅l ha enviado en modo especial a sus Ap贸stoles de la misma manera que 茅l hab铆a sido enviado por el Padre (cf. Jn. 20,21) con la doctrina sobre un "mandato especial" en la jerarqu铆a de la Iglesia.

"Despu茅s, por medio de los mismos Ap贸stoles, ha hecho part铆cipes de su consagraci贸n y de su misi贸n a los obispos, sus sucesores, por los cuales se ha trasmitido la carga ministerial" con diferentes grados subordinados (seg煤n la f贸rmula del Vaticano II, LG 28 y PO 2): 茅sta es la doctrina de la sucesi贸n apost贸lica, un hecho hist贸rico que s贸lo se encuentra en la Iglesia cat贸lica y en aquella ortodoxa, y que permite de reconocer aquel ministerio ordenado como una cadena -ininterrumpida despu茅s de los Ap贸stoles- de trasmisi贸n a trav茅s del gesto de la imposici贸n de las manos, conferiendo un don espiritual que le capacita a actuar en nombre de Cristo-Cabeza. Nadie puede pretender tomar el puesto de Cristo, que ha abolido todos los sacrificios y que ha llegado a ser el 煤nico gran-padre: este es el motivo por el que este don ha sido institu铆do por el mismo Cristo, y es uno de los sacramentos de la Nueva Alianza.

Los Ap贸stoles trasmitieron con sus escritos o con sus palabras (cf. 2 Tim. 2,15) todo aquello que ellos hab铆an recibido de la Palabra de Dios hecha carne.

"Todo esto que t煤 has aprendido de m铆 en presencia de muchos testigos, conf铆alo a hombres seguros, capaces a su vez de instruir a otros" (2 Tim. 2,2,).

Esta misi贸n de "guardar el dep贸sito" (1 Tim. 6,20; 2 Tim. 1,14) ser谩 ejercitada por los sucesores de los Ap贸stoles, que han sido establecidos en su cargo por la imposici贸n de las manos (1 Tim 4,14; 2Tim. 1,6; 1 Tim. 5,22) A estos responsables se les llama "guardianes" (en griego "episcopes" de donde viene la palabra "obispos" o "ancianos" (en griego "presbytres", de donde viene la palabra "presb铆teros". Las cartas de San Jaime (5,14) y de San Pedro (1 Pet. 5, 1-4) atestiguan la existencia de "presbytres" a la cabeza de las diversas comunidades.

Existe un n煤mero de datos sobre el tema: 56 en la carta de Santiago, 85 en 1 Timoteo. Los Hechos de los Ap贸stoles hablan dos veces del rito de la imposici贸n de las manos (Hech. 6,6 y 13,3; cf. Tambi茅n 14,23) se asegura la presencia de "presbytres" en Efeso hacia el a帽o 58 (Hech. 20,17),se les llama tambi茅n "episcopes" (Hech. 20,28). En cuanto a 1 Petr. , ella utiliza las cartas a Tito y a Timoteo, que a su vez utiliza la Carta a los Hebreos, anterior a la destrucci贸n del templo en el a帽o 70.

Este acercamiento a la Escritura en el tema de la consagraci贸n y de la misi贸n, que el Vaticano II ha puesto en relievo, esclarece al mismo teimpo el ejercicio del ministerio: el ministerio apost贸lico, si se examina bien la doctrina del Nuevo Testamento especialmente desde las cartas de San Pablo, manifiesta en armonia dos caras del sacerdocio de los presb铆teros, que en alg煤n momento aparecen como contrapuestas: en efecto, el verdadero apostolado y la verdadera adoraci贸n al Padre est谩n 铆ntimamente unidas entre s铆, son indisolubles, de manera que uno de estos aspectos no puede existir sin el otro. El mismo San Pablo declara que, anunciando el Evangelio, 茅l est谩 dando adoraci贸n a Dios: en alabanza "en medio de las naciones", canta "a la gloria de su nombre" (cf. Rom. 15,9) (cf. Relaci贸n introductiva al decreto Presbyterorum Ordinis).

Todo esto esclarece al mismo tiempo uno de los deberes fundamentales de aquellos que participan de este 谩ngulo especial de la consagraci贸n y del mandato de Cristo: si la imposici贸n de las manos procura a aquellos que la reciben un "don espiritual", que les capacita a cumplir su misi贸n, ellos tienen el deber de "revivir el don que Dios ha depositado en t铆" (1 Tim. 1,6) por medio de la formaci贸n permanente (cf. PDV 70).

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR脫NICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS鈩�. La versi贸n electr贸nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est谩 protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par谩metros para su uso. Hecho el dep贸sito legal.


Dise帽o web :: Hosting Cat贸lico