Soporte
S.S. Juan Pablo II, Homil铆a del S.S. Juan Pablo II, pronunciada el Viernes 8 de diciembre de 2000.
Incrementar tama帽o de fuente Disminuir tama帽o de fuente
Compartir

Homil铆a del Santo Padre durante la celebraci贸n del himno Ak谩thistos en Santa Mar铆a la Mayor

1. Mar铆a es "icono de la Iglesia, s铆mbolo y anticipaci贸n de la humanidad transfigurada por la gracia, modelo y esperanza segura para cuantos avanzan hacia la Jerusal茅n del cielo" (Orientale lumen, 6).

Amad铆simos hermanos y hermanas, nos hemos reunido en la bas铆lica que el pueblo romano, despu茅s del concilio de 脡feso, dedic贸 con devoto fervor a la sant铆sima Virgen Mar铆a. Esta tarde la tradici贸n lit煤rgica bizantina celebra las primeras V铆speras de la Concepci贸n de Santa Ana, mientras que la liturgia latina alaba a la Inmaculada Concepci贸n de la Madre de Dios.

Expreso mi viva satisfacci贸n por la presencia de numerosos hermanos y hermanas que est谩n aqu铆 con nosotros esta tarde en representaci贸n de las Iglesias orientales cat贸licas. Dirijo mi cordial saludo a todos los obispos de rito bizantino presentes en esta bas铆lica junto con sus fieles.

2. Esta tarde todos nos sentimos embargados por una 铆ntima alegr铆a: la alegr铆a de alabar a Mar铆a con el himno Ak谩thistos, tan apreciado por la tradici贸n oriental. Es un c谩ntico totalmente centrado en Cristo, a quien se contempla a la luz de su Madre virgen. Ciento cuarenta y cuatro veces nos invita a renovar a Mar铆a el saludo del arc谩ngel Gabriel: Ave Mar铆a!

Hemos recorrido las etapas de su existencia y alabado los prodigios que el Todopoderoso realiz贸 en ella: su concepci贸n virginal, inicio y principio de la nueva creaci贸n, su maternidad divina, y su participaci贸n en la misi贸n de su Hijo, especialmente en los momentos de su pasi贸n, muerte y resurrecci贸n. Mar铆a, Madre del Se帽or resucitado y Madre de la Iglesia, nos precede y nos lleva al conocimiento aut茅ntico de Dios y al encuentro con el Redentor. Nos indica el camino y nos muestra a su Hijo. Al celebrarla con alegr铆a y gratitud, honramos la santidad de Dios, cuya misericordia hizo maravillas en su humilde esclava. La saludamos con el t铆tulo de Llena de gracia e imploramos su intercesi贸n por todos los hijos de la Iglesia que, con este himno Ak谩thistos, celebra su gloria.

Que ella nos lleve a contemplar, en la pr贸xima Navidad, el misterio de Dios hecho hombre por nuestra salvaci贸n.

Consultas

漏 Copyright 2001. BIBLIOTECA ELECTR脫NICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS™. La versi贸n electr贸nica de este documento ha sido realizada integralmente por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos losderechos reservados. La -BEC- est谩 protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par谩metros para su uso. Patrimonio cultural com煤n. Hecho el dep贸sito legal.


Dise帽o web :: Hosting Cat贸lico