Soporte
S.S. Juan Pablo II, TE DEUM - Solemnidad de la Epifan铆a del Se帽or
Incrementar tama帽o de fuente Disminuir tama帽o de fuente
Compartir

Te Deum - Solemnidad de la Epifan铆a de Se帽or

Homil铆a de Su Santidad Juan Pablo II

S谩bado 6 de enero de 2001

Amad铆simos hermanos y hermanas:

1. Con el canto solemne del Te Deum elevaremos dentro de poco nuestra acci贸n de gracias a Dios por el don inestimable que el A帽o santo ha constituido para la Iglesia y para la humanidad. Se unen a nosotros en la acci贸n de gracias las di贸cesis del mundo entero, que han vivido con intensidad este jubileo en comuni贸n constante con la Iglesia de Roma. Y no podemos olvidar la cordial participaci贸n de cristianos de otras Iglesias y comunidades eclesiales, as铆 como la adhesi贸n de seguidores de otras religiones a la alegr铆a de los cristianos por este extraordinario acontecimiento.

2. En este momento siento la necesidad de expresar mi profunda gratitud a las instituciones y a los responsables del Gobierno italiano, de la regi贸n del Lacio, de la Provincia y del Ayuntamiento de Roma, por el esfuerzo realizado para el 茅xito del jubileo.

Doy las gracias al Comit茅 central para el gran jubileo y a los que han colaborado en sus diversas comisiones y articulaciones. Doy las gracias a los que han preparado las sagradas liturgias y los tiempos de oraci贸n; y a los que han prestado a los peregrinos el valioso servicio de la escucha y de las confesiones.

Expreso mi agradecimiento a las Fuerzas del orden, a los encargados del servicio de acogida e informaci贸n, y a los profesionales de la salud; a la Agencia romana para el jubileo y a los cerca de setenta mil voluntarios, de todas las edades y procedencias, que se han relevado sin interrupci贸n a lo largo de todo el A帽o jubilar; a las familias que han acogido en su casa a peregrinos, especialmente a los j贸venes. Son realmente muchos los que han dado su aportaci贸n: a todos, sin excepci贸n, se dirige mi cordial y profunda gratitud.

Adem谩s, no puedo por menos de agradecer a los que han contribuido espiritualmente al 茅xito del jubileo: pienso en las monjas y en los monjes de clausura, as铆 como en las numerosas personas, especialmente en los ancianos y los enfermos, que incesantemente han orado y ofrecido sus sufrimientos por el jubileo. De modo particular, quisiera dar las gracias a los enfermos que cada mes se han dado cita en la bas铆lica de Santa Mar铆a la Mayor, y a todos los que se han unido desde todas partes de Italia.

A todos expreso de coraz贸n mi gratitud.

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR脫NICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS鈩�. La versi贸n electr贸nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est谩 protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par谩metros para su uso. Hecho el dep贸sito legal.


Dise帽o web :: Hosting Cat贸lico