Soporte
S.S. Juan Pablo II, Plegaria de consagraci贸n a la Virgen
Incrementar tama帽o de fuente Disminuir tama帽o de fuente
Compartir

Plegaria de S.S. Juan Pablo II de consagraci贸n a la Virgen

Liechtenstein, 23 de setiembre de 1984

Sant铆sima Virgen Mar铆a:

Tu nacimiento nos colma a todos de gran alegr铆a. En ti brilla la aurora de la redenci贸n; porque t煤 has dado a luz para nosotros a Cristo, Sol de justicia.

Como Madre del Salvador del mundo y como Madre de la Iglesia, T煤 nos ayudas a encontrar en nuestra vida a Cristo. T煤, Virgen siempre pura y sin mancha, nos gu铆as por el camino seguro y nos haces salir de las tinieblas del pecado y de la muerte hacia la divina luz de tu Hijo, que en el Esp铆ritu Santo nos ha reconciliado con el Padre celeste y, por medio del ministerio de la Iglesia, contin煤a reconcili谩ndonos con 脡l.

Santa Madre de Dios, este santuario en Dux lleva tu nombre 鈥淢ar铆a de la Consolaci贸n鈥. Aqu铆 eres venerada como 鈥淣uestra Se帽ora de Liechtenstein鈥. Ante tu amada imagen rezan los fieles de muchas generaciones. Aqu铆 se ha arrodillado, en tiempos dif铆ciles y peligrosos el pr铆ncipe del pa铆s y te ha consagrado, Consoladora de los afligidos y Reina de la paz, su familia y todo el pueblo de Liechtenstein. Hoy soy yo, Jefe supremo de la Iglesia de Cristo, quien me arrodillo en este lugar y consagro a tu Coraz贸n Inmaculado la casa principesca, el pa铆s y el pueblo de Liechtenstein. Lleno de confianza te conf铆o sus familias y comunidades, los responsables de la Iglesia, del Estado y de la sociedad, los ni帽os y los j贸venes, los enfermos y los ancianos, los muertos que en sus tumbas esperan su resurrecci贸n. Consagro a tu poderosa intercesi贸n todo el Pueblo de Dios y profeso que T煤 eres la 鈥淢ater fortior鈥 para todos nosotros.

S铆, la Madre m谩s potente. T煤 Madre de Dios eres m谩s fuerte que todas las potencias enemigas de Dios, que amenazan a nuestro mundo y a nuestro mismo pa铆s. T煤 eres m谩s fuerte que las tentaciones y los asaltos que quieren arrancar a los hombres de Dios y de sus mandamientos. T煤 eres m谩s fuerte que toda ambici贸n ego铆sta y personalista, que oscurece al hombre la visi贸n de Dios y de su pr贸jimo. T煤 eres m谩s fuerte porque has cre铆do, has esperado y has amado plenamente. T煤 eres m谩s fuerte porque has cumplido totalmente la voluntad de Dios y has seguido el camino de tu Hijo obediente y fiel hasta a cruz. T煤 eres m谩s fuerte porque participas con el cuerpo y con el alma en la victoria pascual del Se帽or. En verdad T煤 eres m谩s fuerte, porque el Omnipotente ha hecho cosas grandes en ti. El pa铆s y el pr铆ncipe y el pueblo se consagran a ti. Extiende tu manto, oh Madre sobre todos nosotros.

Te lo pido fervientemente con todos los fieles: Virgen, Madre de Dios, haz que yo sea todo tuyo. Tuyo en la vida, tuyo en la muerte, tuyo en el sufrimiento, en el miedo y en la miseria; tuyo en la cruz y en el doloroso desconsuelo, tuyo en el tiempo y en la eternidad. Virgen, Madre de mi Dios, haz que yo sea todo tuyo. Am茅n.

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR脫NICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS鈩. La versi贸n electr贸nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est谩 protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par谩metros para su uso. Hecho el dep贸sito legal.


Dise帽o web :: Hosting Cat贸lico