Soporte
S.S. Juan Pablo II, Homilía de S.S. Juan Pablo II en la Soleminidad del Domingo de Ramos, pronunciada el 28 de marzo de 1999
Incrementar tama√Īo de fuente Disminuir tama√Īo de fuente
Compartir

Muchos jóvenes os miran como modelos de vida

Mensaje de S.S. Juan Pablo II a los jugadores del equipo italiano de f√ļtbol ¬ęJuventus¬Ľ

23 de marzo de 1991

El Santo Padre recibi√≥, la ma√Īana del s√°bado 23 de marzo de 1991, en la sala del Consistorio, a los dirigentes, jugadores y t√©cnicos del equipo de f√ļtbol ¬ęJuventus¬Ľ, de Tur√≠n (Italia), y les dirigi√≥ el siguiente saludo:

Queridos amigos de la sociedad de f√ļtbol ¬ęJuventus¬Ľ:

Os agradezco de todo coraz√≥n esta grata visita. Saludo a cada uno de vosotros, dirigentes, atletas, t√©cnicos y acompa√Īantes, y os doy mi m√°s cordial bienvenida.

Gracias a la afirmada pr√°ctica agon√≠stica de vuestra sociedad, est√°is en contacto permanente con mucha gente que os admira y os apoya. Este hecho os ofrece innumerables ocasiones de encontraros con j√≥venes y adultos, y de entretener en los estadios a un p√ļblico deportivo muy variado, que se divierte y se apasiona.

Son personas que siguen vuestras prestaciones con sentimientos de simpatía, a las que podéis transmitir, a través del deporte, un mensaje de fraternidad y lealtad, de sana competencia y solidaridad.

¡Cuántos, sobre todo entre los jóvenes, os miran como modelos de vida!

Est√°is a menudo en el centro de la atenci√≥n de la opini√≥n p√ļblica; por eso, cada gesto, cada palabra pueden tener mucha resonancia. No olvid√©is las responsabilidades que derivan de vuestra actividad. Conscientes de ello, haced que siempre se puedan apreciar en vosotros esas dotes y virtudes morales que permiten que un atleta sea no s√≥lo un campe√≥n en el deporte, sino tambi√©n un modelo de humanidad. Que vuestro comportamiento personal aliente y estimule hacia el bien.

No s√≥lo como individuos, sino tambi√©n como equipo, est√°is llamados a ofrecer un ejemplo de cohesi√≥n concreta y de entendimiento constructivo. El √©xito, como es sabido, no es s√≥lo el resultado de condiciones y prestaciones f√≠sicas individuales, sino tambi√©n de un entrenamiento largo y met√≥dico, afrontado junto con los compa√Īeros de juego; es el fruto de m√ļltiples cualidades del esp√≠ritu, entre las que figuran el control de s√≠ mismo, la solidaridad, la colaboraci√≥n, la humildad, la perseverancia y el respeto a los dem√°s.

Todos estos valores se consiguen mediante la fuerza de la voluntad, el amor al sacrificio y el paciente trabajo interior.

Haced que la actividad deportiva se convierta en un servicio aut√©ntico al crecimiento de la comunidad. Transmitid la alegr√≠a de la diversi√≥n sana y de la seriedad del trabajo desplegado con conciencia profesional. Comunicad el placer natural de la distensi√≥n, el esfuerzo por respetar con lealtad las posiciones de los dem√°s y la b√ļsqueda de la solidaridad rec√≠proca. Irradiad estos valores mediante vuestra conducta diaria en la familia, en el deporte y en todas las iniciativas que emprend√°is. Esto exalta vuestro esfuerzo y os hace art√≠fices del progreso humano.

Las manifestaciones de violencia que se registran en los campos de juego, así como los episodios negativos que turban la práctica deportiva, son amplificados a veces desmesuradamente por los medios de comunicación. Existe un nexo indudable entre el deporte y los medios de comunicación social. Formulo votos para que, en la medida de vuestras posibilidades, contribuyáis siempre a que la actividad deportiva sea vehículo de una cultura que humanice y, gracias al compromiso personal de todos, se transforme cada vez más en motivo de cohesión entre los deportistas y la sociedad entera.

La proximidad de las fiestas pascuales me ofrece la ocasión de felicitar a cada uno de vosotros y a vuestras familias.

La Pascua, que recuerda la muerte y la resurrección de Cristo, invita al creyente a pasar de la muerte del pecado a la vida de la gracia, de la tristeza al gozo y del egoísmo al amor.

Imploro al Se√Īor que os conceda tambi√©n a vosotros los preciosos dones pascuales. As√≠ ser√©is testigos de la vida nueva, y vuestra apasionante actividad deportiva se beneficiar√° de ellos.

Con estos sentimientos, os imparto mi bendición a vosotros, a vuestras familias y a todos vuestros seres queridos.

Consultas

¬© Copyright 2001. BIBLIOTECA ELECTR√ďNICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS™. La versi√≥n electr√≥nica de este documento ha sido realizada integralmente por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos losderechos reservados. La -BEC- est√° protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par√°metros para su uso. Patrimonio cultural com√ļn. Hecho el dep√≥sito legal.


Dise√Īo web :: Hosting Cat√≥lico