Soporte
S.S. Juan Pablo II, El deporte puede fortalecer valores m√°s elevados
Incrementar tama√Īo de fuente Disminuir tama√Īo de fuente
Compartir

El deporte puede fortalecer valores m√°s elevados

Discurso de S.S. Juan Pablo II a los participantes en un torneo de esquí

14 de septiembre de 1991

Queridos amigos:

Me da mucho gusto recibir a los miembros del Comit√© Ol√≠mpico nacional italiano y a los participantes en el torneo de esqu√≠ acu√°tico de ¬ęMaestros italianos en memoria de Marco Merlo¬Ľ. Agradezco al se√Īor Aldo Franchi, presidente de la Federaci√≥n italiana de esqu√≠ acu√°tico, sus amables palabras de presentaci√≥n. Os saludo a todos vosotros y os deseo √©xitos en vuestro campeonato.

El hecho de que procedáis de muchos países hace que vuestro encuentro sea una ocasión magnífica para reunir a gente de diversos ambientes y para construir una amistad más allá de todas las barreras de raza, cultura o experiencia política. Os une, ante todo, vuestro interés por el deporte. Compartís la pasión por el esquí acuático, que ha llegado a ser una fuente dinámica de comunicación y contacto entre vosotros mismos. Vuestras actividades deportivas hacen que se desarrollen determinadas cualidades en cada uno de vosotros, os impulsan a dar lo mejor de vosotros mismos, tanto en el aspecto físico como en la competición deportiva, y os invitan constantemente a descubrir los lazos que os unen a los demás. En efecto, los deportes son un medio muy eficaz para suscitar la estima y el respeto mutuos, la solidaridad humana, la amistad y la buena voluntad entre los individuos.

La Iglesia valora y respeta los deportes que son verdaderamente dignos de la persona humana. Son tales cuando favorecen el desarrollo ordenado y armonioso del cuerpo al servicio del espíritu y cuando dan lugar a una competición inteligente y formativa que promueve el interés y el entusiasmo, y son fuente de esparcimiento placentero. Os animo a seguir siempre este ideal, de forma que vuestra dedicación al deporte se desarrolle en armonía con el fortalecimiento de los valores más elevados, que os darán dignidad y estatura moral ante vosotros mismos y ante los ojos de quienes siguen vuestras actuaciones.

Los antiguos romanos concedieron gran importancia al valor educativo que revisten los deportes y las competiciones. La tradici√≥n cristiana utiliz√≥ a menudo la met√°fora de la competici√≥n atl√©tica para describir el esfuerzo por alcanzar la virtud y la fidelidad a Cristo. San Pablo habla de su vida como una carrera en la que resulta vital alcanzar la meta final (cf. 1 Co 9,24-27). Espero que vuestra visita os impulse a esforzaros a√ļn m√°s por alcanzar los ideales m√°s elevados de la solidaridad humana y de la fidelidad en vuestras relaciones con Dios, nuestro Creador y Redentor. Que su bendici√≥n est√© con vosotros y vuestras familias.

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTR√ďNICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS‚ĄĘ. La versi√≥n electr√≥nica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- est√° protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par√°metros para su uso. Hecho el dep√≥sito legal.


Dise√Īo web :: Hosting Cat√≥lico