Soporte
Mons. Antonio Samoré, Discurso Inaugural durante II Conferencia General del Episcopado Latinoamericano
Incrementar tamaño de fuente Disminuir tamaño de fuente
Compartir

La C.A.L.

Es este el tema sobre el cual se me ha pedido que hable. Lo haré brevemente. Trataré de ser claro y exacto lo más posible. Considero oportuno referirme a la Primera Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, Río de Janeiro, julio-agosto de 1955, porque ese acontecimiento ha sido determinante para los tres organismos de los cuales voy a ocuparme ahora.

Para preparar esta asamblea, la Santa Sede constituyó e Roma, en 1954, una comisión compuesta por los Secretarios de las Sagradas Congregaciones interesadas más directamente en los problemas de América Latina. De ese grupo, que trabajó intensa y eficazmente antes de la Conferencia y también después de ella, para ayudar a su aplicación, trajo origen el organismo estable, erigido en abril de 1958 por el sumo pontífice Pío XII de santa memoria: La Pontificia Comisión para América Latina (CAL).

He aquí su naturaleza:

a) “Ella debe estudiar de manera “unitaria” los problemas fundamentales de la vida católica en América Latina, procurando estrecha cooperación de los Sagrados Dicasterios de la Curia Romana empeñados en su solución” (Cf. “Anuario Pontificio”, 1968, pág. 1454). Los Dicasterios llamados actualmente a colaborar con la CAL son:

El Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia,

la S. Congregación para la Doctrina de la Fe,

la S. Congregación para los Obispos,

la S. Congregación para la Disciplina de los Sacramentos,

la S. Congregación del Clero,

la S. Congregación para los religiosos y los Institutos, Seculares,

la S. Congregación para la Evangelización de los Pueblos,

la S. Congregación para la Educación Católica,

la Pontificia Congregación para las Comunicaciones Sociales,

el Consejo de los Laicos,

la Pontificia Comisión de estudio “Iustitia et Pax” (Cf. “Anuario Pontificio”, 1968, pág. 1068).

Quisiera subrayar inmediatamente que la CAL actúa como Comisión y no como Congregación: es decir que opera “favoreciendo estrecha cooperación de los Dicasterios interesados”, cuyos representantes —los cuales componen la CAL— se reúnen mensualmente para tratar los asuntos de común interés.

b) Prosigo indicando la naturaleza de la CAL: “Ella sigue y alienta también las actividades del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y de su Secretariado General”. Ha procurado realizar esta actividad desde el principio, pero muy especialmente desde el 30 de noviembre de 1963, cuando su Santidad Pablo IV, al inaugurar el nuevo edificio del Pontificio Consejo Pío Latinoamericano, anunció que la CAL sería completada con un “Consejo que reuniese —coordinando trabajos e iniciativas— representantes de los Organismos episcopales, que, en otras naciones y en otros continentes, colaboran para la vida católica” de la poblaciones de América Latina (“Anuario Pontificio”, 1968, pág.1454). Así pues, El Consejo General de la CAL. —CO.GE.CAL.—, además de los Miembros de la CAL, incluye hoy a dieciséis Prelados de América Latina (Presidencia del CELAM, presidente del Comité Económico y presidente de todos los departamentos del CELAM), y a 11 Prelados Presidentes de otros tantos organismos extralatinoamericanos (o sea norteamericanos, canadienses y europeos) de ayuda a la Iglesia en América Latina. Este Consejo ha celebrado hasta ahora cuatro sesiones, dedicadas a importantes temas de interés para todos:

1) Provisión del Pesonal para la Iglesia en los países de América Latina;

2) Planificación y Coordinación de la ayuda de Personal a la Iglesia en América Latina;

3) Planificación y Coordinación de las ayudas económicas para la Iglesia en América Latina;

4) Formación y asistencia del Personal apostólico destinado a América Latina y asistencia a los sacerdotes latinoamericanos que estudian en el exterior.

Todos los Excelentísimos Señores Obispos aquí presentes deben haber recibido el boletín “Notiziario CAL” que reproduce las actas y las conclusiones (Nos. 4, 7, 9 y 11).

Consultas

© Copyright 2013. BIBLIOTECA ELECTRÓNICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS™. La versión electrónica de este documento ha sido realizada por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos los derechos reservados. La -BEC- está protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben parámetros para su uso. Hecho el depósito legal.


Diseño web :: Hosting Católico