Soporte
Congregaci贸n para la Doctrina de la Fe, Libertatis nuntius. Instrucci贸n sobre algunos aspectos de la "teologia de la liberaci贸n"
Incrementar tama帽o de fuente Disminuir tama帽o de fuente
Compartir

VIII. Subversi贸n del sentido de la verdad y violencia

1. Esta concepci贸n totalizante impone su l贸gica y arrastra las "teolog铆as de la liberaci贸n" a aceptar un conjunto de posiciones incompatibles con la visi贸n cristiana del hombre. En efecto, el n煤cleo ideol贸gico, tomado del marxismo, al cual hace referencia, ejerce la funci贸n de un principio determinante. Esta funci贸n se le ha dado en virtud de la calificaci贸n de cient铆fico, es decir, de necesariamente verdadero, que se le ha atribuido. En este n煤cleo se pueden distinguir varios componentes.

2. En la l贸gica del pensamiento marxista, "el an谩lisis" no es separable de la praxis y de la concepci贸n de la historia a la cual est谩 unida esta praxis. El an谩lisis es as铆 un instrumento de cr铆tica, y la cr铆tica no es m谩s que un momento de combate revolucionario. Este combate es el de la clase del Proletariado investido de su misi贸n hist贸rica.

3. En consecuencia s贸lo quien participa en este combate puede hacer un an谩lisis correcto.

4. La conciencia verdadera es as铆 una conciencia partidaria. Se ve que la concepci贸n misma de la verdad en cuesti贸n es la que se encuentra totalmente subvertida: se pretende que s贸lo hay verdad en y por la praxis partidaria.

5. La praxis, y la verdad que de ella deriva, son praxis y verdad partidarias, ya que la estructura fundamental de la historia est谩 marcada por la lucha de clases. Hay pues una necesidad objetiva de entrar en la lucha de clases (la cual es el reverso dial茅ctico de la relaci贸n de explotaci贸n que se denuncia). La verdad es verdad de clase, no hay verdad sino en el combate de la clase revolucionaria.

6. La ley fundamental de la historia que es la ley de la lucha de clases implica que la sociedad est谩 fundada sobre la violencia. A la violencia que constituye la relaci贸n de dominaci贸n de los ricos sobre los pobres deber谩 responder la contra-violencia revolucionaria mediante la cual se invertir谩 esta relaci贸n.

7. La lucha de clases es pues presentada como una ley objetiva, necesaria. Entrando en su proceso, al lado de los oprimidos, se "hace" la verdad, se act煤a "cient铆ficamente". En consecuencia, la concepci贸n de la verdad va a la par con la afirmaci贸n de la violencia necesaria, y por ello con la de amoralismo pol铆tico. En estas perspectivas, pierde todo sentido la referencia a las exigencias 茅ticas que ordenan reformas estructurales e institucionales radicales y valerosas.

8. La ley fundamental de la lucha de clases tiene un car谩cter de globalidad y de universalidad. Se refleja en todos los campos de la existencia, religiosos, 茅ticos, culturales e institucionales. Con relaci贸n a esta ley, ninguno de estos campos es aut贸nomo. Esta ley constituye el elemento determinante en cada uno.

9. Por concesi贸n hecha a las tesis de origen marxista, se pone radicalmente en duda la naturaleza misma de la 茅tica. De hecho, el car谩cter trascendente de la distinci贸n entre el bien y el mal, principio de la moralidad, se encuentra impl铆citamente negado en la 贸ptica de la lucha de clases.

Consultas

漏 Copyright 2001. BIBLIOTECA ELECTR脫NICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS™. La versi贸n electr贸nica de este documento ha sido realizada integralmente por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos losderechos reservados. La -BEC- est谩 protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par谩metros para su uso. Patrimonio cultural com煤n. Hecho el dep贸sito legal.


Dise帽o web :: Hosting Cat贸lico