Soporte
San P铆o X, Lamentabili sine exitu
Incrementar tama帽o de fuente Disminuir tama帽o de fuente
Compartir

Sacramentos

39. Las opiniones sobre el origen de los sacramentos, en que estaban imbuidos los Padres de Trento y que influyeron sin duda en sus c谩nones dogm谩ticos, est谩n muy alejadas de las que con raz贸n dominan ahora entre los historiadores del cristianismo.

40. Los sacramentos tuvieron su origen en la interpretaci贸n que los Ap贸stoles y sus sucesores, aleccionados y movidos por circunstancias y acontecimientos, dieron a una cierta idea e intenci贸n de Cristo.

41. Los sacramentos no tienen otra finalidad que recordar al esp铆ritu del hombre la presencia siempre ben茅fica del Creador.

42. La comunidad cristiana introdujo la necesidad del bautismo, al adoptarlo como un rito necesario y ligarle las obligaciones de la profesi贸n cristiana.

43. La pr谩ctica de conferir el bautismo a los ni帽os fue una evoluci贸n disciplinar, siendo una de las causas por que este sacramento se dividi贸 en dos, a saber: Bautismo y Penitencia.

44. Nada prueba que el rito del sacramento de la Confirmaci贸n fuera empleado por los Ap贸stoles; y la distinci贸n formal de los dos sacramentos, Bautismo y Confirmaci贸n, no pertenece a la historia del cristianismo primitivo.

45. No todo lo que narra Pablo sobre la instituci贸n de la Eucarist铆a (1 Cor. 11, 23-25), se ha de entender hist贸ricamente.

46. En la Iglesia primitiva no existi贸 la idea sobre el pecador cristiano reconciliado por la autoridad de la Iglesia; 茅sta no se habitu贸 sino muy lentamente a semejante concepto; es m谩s, aun despu茅s de ser reconocida como una instituci贸n de la Iglesia, no se llamaba sacramento, porque se la consideraba como un sacramento infamante.

47. Las palabras del Se帽or: Recibid el Esp铆ritu Santo; a los que perdonareis los pecados les son perdonados, y a los que se los retuviereis les son retenidos (Juan, 20, 22. 23), de ning煤n modo se refieren al sacramento de la Penitencia, aunque as铆 les plugo afirmarlo a los Padres de Trento.

48. Santiago, en su carta (5, 14. 15) no intent贸 promulgar sacramento alguno de Cristo, sino recomendar una pr谩ctica piadosa; y si en esta pr谩ctica ve tal vez un medio de gracia, no lo entiende con el rigor con que lo tomaron los te贸logos que establecieron la noci贸n y el n煤mero de los sacramentos.

49. Al tomar la cena cristiana poco a poco el car谩cter de una acci贸n lit煤rgica, los que acostumbraban presidir la cena adquirieron car谩cter sacerdotal.

50. Los ancianos, a quienes, en las asambleas cristianas, correspond铆a el oficio de vigilar, fueron instituidos por los Ap贸stoles como presb铆teros u obispos para atender a la organizaci贸n necesaria de las crecientes comunidades, pero no propiamente para perpetuar la misi贸n y potestad apost贸lica.

51. El matrimonio no pudo convertirse en sacramento de la Nueva Ley, en la Iglesia, hasta muy tarde, pues para que el matrimonio fuese tenido como sacramento, era necesario que la doctrina teol贸gica sobre la gracia y los sacramentos alcanzase su pleno desarrollo.

Consultas

漏 Copyright 2001. BIBLIOTECA ELECTR脫NICA CRISTIANA -BEC- VE MULTIMEDIOS™. La versi贸n electr贸nica de este documento ha sido realizada integralmente por VE MULTIMEDIOS - VIDA Y ESPIRITUALIDAD. Todos losderechos reservados. La -BEC- est谩 protegida por las leyes de derechos de autor nacionales e internacionales que prescriben par谩metros para su uso. Patrimonio cultural com煤n. Hecho el dep贸sito legal.


Dise帽o web :: Hosting Cat贸lico