<< >> Título Contenidos


Visita 26ª


Se lee la Oración preparatoria para todos los días

Alegraos con gran regocijo y alabad al Señor, moradores de Sión, porque en medio de vosotros está el Grande, el Santo de Israel." ¡Oh, Dios! ¡Y qué gozo deberíamos tener los hombres, qué esperanzas y qué afectos abrigar, sabiendo que en nuestra patria, dentro de nuestras iglesias, cerca de nuestras casas, habita y vive el Santo de los Santos, el verdadero Dios; Aquel que con su presencia hace bienaventurados a los Santos en el Cielo; y que, como dice San Bernardo, es el amor mismo.

Porque este Sacramento no sólo es Sacramento de amor, sino el mismo amor, el mismo Dios que, por el inmenso amor que a sus criaturas tiene, se llama y es el Amor: Dios es caridad. Mas oigo que os lamentáis, ¡oh, Jesús mío Sacramentado!, de que habiendo venido a la tierra para ser nuestro huésped, y por nuestro bien, no os hemos recibido: Huésped era, decís, y no me recibisteis.

Razón tenéis, Señor, razón tenéis: yo soy uno de esos ingratos que os dejan solo, sin venir siquiera a visitaros. Castigadme como quisiereis; mas no con el castigo que merecería de verme privado de vuestra presencia; no, Dios mío, que yo quiero enmendarme de la descortesía y desatención con que os he tratado; y deseo de hoy en adelante, no sólo visitaros a menudo, sino detenerme con Vos cuanto pudiere.

¡Oh, piadosísimo Salvador! Haced que os sea fiel, y que con mi ejemplo estimule a los demás a que os hagan compañía en el Santísimo Sacramento. Oigo también al Eterno Padre, que dice: Este es mi Hijo muy amado, en quien tengo todas mis complacencias. Pues si el mismo Dios en Vos halla todas sus complacencias, ¿no las he de hallar yo, vil gusanillo de la tierra, en permanecer con Vos en este valle de lágrimas?

¡Oh, fuego consumidor!, destruid en mí todo apego a las cosas creadas, porque sólo ellas pueden hacerme infiel y alejarme de Vos.

Si Vos queréis, podéis destruirlo: y ya que tanto habéis hecho por mí, haced esto también; desterrad de mi corazón todo afecto que a Vos no vaya encaminado. Mirad que a Vos enteramente me entrego, dedicando hoy toda la vida que me queda al amor del Santísimo Sacramento.

Vos, Jesús mío Sacramentado, seréis mi consuelo y mi amor, en la vida y en la hora de mi muerte, cuando vengáis a servirme de Viático y conducirme a vuestro bienaventurado reino. Amén, amén. Así lo espero, así sea.

Jaculatoria. ¿Cuándo, Jesús mío, veré tu hermosísimo rostro?

Se lee el Acto para la Comunión espiritual para todos los días

Visita a María Santísima

En Vos, Madre nuestra santísima, hallamos remedio a todos nuestros males. En Vos, dice San Germán, tenemos el apoyo de nuestra flaqueza. En Vos, exclama San Buenaventura, la puerta para salir de la esclavitud del pecado. En Vos, exclama San Buenaventura, la puerta para salir de la esclavitud del pecado. En Vos, nuestra segura paz. En Vos, como dice San Lorenzo Justiniano, hallamos el alivio de nuestra mísera vida. En Vos, finalmente, hallamos la gracia divina y a Dios mismo; y por eso San Buenaventura os llama: Tronco de la gracia de Dios; y Proco: Puente felicísimo por donde Dios, a quien nuestras culpas alejaron, pasa a habitar con su gracia en nuestras almas.

Jaculatoria. ¡Oh, María!, Vos sois mi fortaleza, mi libertad, mi paz y mi salvación.

Se lee la Oración a María Santísima para todos los días

Visita al Patriarca San José

Es indudable -escribe San Bernardino de Siena- que Jesucristo no ha olvidado en el Cielo la familiaridad y el respeto que profesó en la tierra a San José; al contrario, es de, creer que estos sentimientos de un verdadero hijo para con su padre son al presente más vivos y profundos."

Ayudadme, glorioso Patriarca, a alcanzar por vuestras súplicas el perdón de mis pecados, y la gracia de borrarlos con digna penitencia. Ayudadme a amar mucho a Jesús y a María y alcanzadme especialmente la perseverancia final.

Jaculatoria. Haced, San José bendito, que viva y muera en gracia de Dios.

Se lee la Oración a San José para todos los días


<< >> Título Contenidos

La versión electrónica de este documento ha sido realizada por VE Multimedios. Derechos reservados (©) VE Multimedios™.

El texto en versión electrónica puede ser reproducido sin modificación alguna y manteniendo la integridad de su sentido, siempre que se mencione que ha sido realizado por VE Multimedios™.