Está en el inicio » Está en el inicio Está en el Inicio Contenidos


La Oración del Nombre de Jesús

Luis Fernando Figari

 

La 'oración a Jesús'[1], conocida también como 'oración del corazón' es una breve fórmula piadosa, Señor Jesús, Hijo de Dios, ten piedad de mí, algunas veces con el añadido: pecador, repetida en el marco de un método. Hay algunos entusiastas que quieren hacer retroceder su origen hasta los apóstoles, pero, al parecer, no es posible encontrarla, con sus características actuales, antes del siglo XIII.

Sin embargo, teniendo en cuenta la naturaleza de la 'oración a Jesús', se pueden descubrir sus orígenes en el ambiente de búsqueda de una oración continua que sella intensamente la historia espiritual de los primeros siglos cristianos, particularmente el peregrinar de los Padres del desierto. Es doctrina común del monacato primitivo la búsqueda del ideal de la oración continua. Se dice de San Antonio de Egipto (c.250-356), quien ha pasado a la historia como 'el padre de los monjes' que «rezaba constantemente, pues había aprendido que era necesario rezar incesantemente en privado». La aspiración a una oración incesante se nutre de orientaciones como las de San Pablo que exhorta a vivir «perseverantes en la oración» (Rom 12, 12) y a orar «sin cesar» (1Tes 5, 17).

Los ejercicios de la memoria o presencia de Dios y el combate contra pensamientos dañinos, así como la 'meditación secreta' (krypte melete ), como metódica y constante repetición, oral o mental, de una oración o frase corta o de una sentencia de la Sagrada Escritura, son el medio donde, a través de un largo proceso histórico, nace y se impone como fórmula privilegiada la 'oración a Jesús'. Ireneo Hausherr, notable estudioso del tema, sostiene que la 'oración' es una fórmula abreviada que sintetiza la espiritualidad monástica de pénzos: lamentación, tristeza, dolor por los propios pecados.



.


[1] La mayoría de las traducciones y obras que de ella tratan la llaman 'oración de Jesús'. Sin embargo algunos, con acierto, han señalado que la preposición `de' en castellano implica el pose-sivo por lo que parece que se trata de la oración 'de' Jesús, es decir hecha por Jesús. He seguido este parecer, por lo cual la llamo `oración a Jesús', incluso adecuando alguna cita para dar uniformidad al texto.


Está en el inicio » Está en el inicio Está en el Inicio Contenidos

La versión electrónica de este documento ha sido realizada por VE Multimedios. Derechos reservados (©) VE Multimedios™.

VE autoriza la reproducción total o parcial del presente documento sin modificación alguna y manteniendo la integridad de su sentido, pidiendo que se consigne la fuente: "Figari, Luis Fernando, La Oración del Nombre de Jesús, en Vida y Espiritualidad, VE, enero-abril, 1989, año 5, Nro.12".  (©)