« » Título

Capítulo 27
Ley hereditaria.

Moisés ve la tierra prometida. Josué.

1. Y llegáronse las hijas de Salfaad, hijo de Maquir, hijo de Manasés, hijo de José; y éstos los nombres de ellas: Maalá, y Noá, y Meglá, y Melcá y Tersá;

2. Y presentáronse ante Moisés y ante Eleazar el sacerdote, y ante los príncipes y ante toda la congregación, a la puerta del tabernáculo del testimonio, diciendo: 3. "Nuestro padre murió en el desierto, y él no estuvo en medio de la congregación del levantamiento contra Señor, en la congregación de Coré; sino que en su pecado[83] murió; e hijos no le nacieron; 4. ¿por qué se borrará el nombre de nuestro padre, de su familia, por no haber tenido hijo? Dadnos heredad entre los hermanos de nuestro padre".

5. Y llevó Moisés su causa ante el Señor.

6. Y habló el Señor a Moisés, diciendo: 7. "Bien las hijas de Salfaad han dicho: les darás posesión entre los hermanos de su padre, y traspasarás a ellas la herencia de su padre.

8. Y a los hijos de Israel hablarás, diciendo: "Un hombre si muriere y no tuviere hijo, traspasad su herencia a la hija; 9. y, si no tuviere hija, dad su herencia a su hermano; 10. y si no tuviere hermanos, dad su herencia al hermano de su padre;

11. y, si no hubiere hermanos de su padre, da su herencia al pariente más cercano de su tribu, que le herede; y será esto para los hijos de Israel justicia de juicio, según ha ordenado Señor a Moisés."

12. Y dijo el Señor a Moisés: "Asciende a este monte Abarim, y ve la tierra de Canaán que yo doy a los hijos de Israel; 13. y la verás y serás reunido a tu pueblo también tú, según fue reunido tu hermano Aarón; 14. por esto: porque os desviasteis de mi palabra en el desierto de Sin, al contradecirme la congregación, cuando debíais santificarme en el agua; ante los ojos de ellos; ésta es el "agua de la contradicción", en Cadés en el desierto de Sin."

15. Y dijo Moisés al Señor: 16. "Provea Señor, el Dios de los espíritus y de toda carne, un hombre a esta congregación; 17. quien salga a faz de ellos y quien entre a faz de ellos; y quien les saque y quien les entre[84]; y no será la congregación de Señor como ovejas que no tienen pastor."

18. Y habló el Señor a Moisés, diciendo: "Toma contigo a Josué, hijo de Nun, hombre que tiene espíritu en sí, y pondrás tus manos sobre él; 19. y le pondrás delante de Eleazar el sacerdote y de toda la congregación, y le preceptuarás en los ojos de ellos:

20. y pondrás tu gloria[85] sobre él, para que le escuchen los hijos de Israel.

21. Y delante de Eleazar el sacerdote se pondrá y preguntará el juicio de la luz[86] ante Señor; y, a su palabra saldrán, y a su palabra entrarán, él y todos los hijos de Israel con él, y toda la congregación."

22. E hizo Moisés según le mandó Señor; y tomó a Josué, y le puso delante de Eleazar el sacerdote y delante de toda la congregación; 23. y puso sus manos sobre él y preceptuóle, según mandó Señor a Moisés.

[83] No por otro pecado que el de la murmuración: por el que murió con todos los demás en el desierto.

[84] Oficios todos del buen pastor: del buen gobernante.

[85] Autoridad.

[86] Ex. 28,30.


« » Título