« » Título

Capítulo 24
Bendición y profecía de Balaam

1. Y, viendo Balaam que bello es en los ojos de Señor bendecir a Israel, no fue, según acostumbraba, al encuentro de las aves; y volvió su faz al desierto.

2. Y levantó Balaam sus ojos y vio a Israel acampado por tribus, y vino sobre él espíritu de Dios.

3. Y alzó su parábola y dijo:

Dice Balaam hijo de Beor:

dice el hombre, el que verdaderamente ve;

4. dice el que oye arcanos del poderoso;

el que visión de Dios vio

en sueño abiertos sus ojos.

5. !"Cuán hermosos tus pabellones, Jacob;

tus moradas, Israel!

6. Como valles umbrosos,

y como vergeles sobre el río,

y como áloes[75] que ha plantado Dios;

como cedros a par de aguas.

7. De sus cubos agua fluye:

su simiente, en aguas muchas;

y se ensalzará sobre Agag su rey

y subirá su dominación.

8. Dios le ha guiado desde Egipto;

como de unicornio, su gloria;

exterminará gentes de sus enemigos;

los huesos de ellos destrozará;

con sus saetas traspasará.

9. Se tiende, se duerme, cual león y cual leona:

¿quién le despertará?

Quien te bendejire, ¡bendito!

Quien te maldijere, ¡maldito!"

10. E inflamóse la ira de Balac sobre Balaam, y batió sus palmas, y dijo Balac a Balaam: "A maldecir a mi enemigo te he llamado; y he aquí, bendiciendo le bendices tercera vez con ésta.

11. Ahora, pues, huye a tu lugar. Dije: "Te honraré", y ahora privádote ha Señor, de la gloria".

12. Y dijo Balaam a Balac: "¿No dije a tus mensajeros también que enviaste a mí, diciendo:

13. "Si me diese Balac llena su casa de plata y oro, no podría yo traspasar la pala-bra de Señor, para hacerla hermosa o mala delante de mí? Cuanto dijere Dios, eso diré"?

14. Y ahora he aquí corro a mi lugar, ven: te aconsejaré lo que hará este pueblo en el postrimero de los días."

15. Y alzó su parábola y dijo:

"Dice Balaam hijo de Beor;

dice el hombre que verdaderamente ve;

16. dice el que oye arcanos de Dios,

el que sabe sabiduría desde el Altísimo,

y visión de Dios ve

en sueño, abiertos sus ojos:

17. "Veréle, y no ahora:

ensalzárele, y no cerca:

nacerá estrella de Jacob,

y levantaráse vara de Israel;

y herirá los caudillos de Moab,

destruirá todos los hijos de Set.

18. Y será Edom herencia

y será herencia Seir a sus enemigos;

e Israel hizo poderosamente.

19. Y despertaráse de Jacob

y destruirá al que salvare de ciudad."

20. Y vio a Amalec, y alzó su parábola y dijo:

"Principio de gentes, Amalec;

y la simiente de ellos perecerá".

21. Y vio al cineo, y alzó su parábola y dijo:

"Poderosa, tu mansión;

y, si pusieres en peña tu nido;

22. borrado será Cin;

¿hasta cuándo? Asur[76] te cautivará."

23. Y vio a Og[77] y alzó su parábola y dijo:

"¡Ay! ¡ay! ¿quien vivirá, cuando dispusiere esto Dios?

24. Y ¡naves de Citim![78]

maltratarán a Asur, maltratarán a los hebreos,

y ellos mismos a una perecerán".

25. Y Balaam se levantó y retiróse, volviendo a su lugar; y también Balac fuese por su camino.

[75] "Tiendas (S.V.)

[76] Asiria.

[77] Rey gigante de los gigantescos amorreos. Este inciso: "Y vio a Og" falta en H.

[78] Macedonia (Alejandro Magno) o el occidente.


« » Título