<< >> Título

Capítulo 19
El agua lustral

1. Y habló el Señor a Moisés y Aarón, diciendo:

2. "Este es el tenor de la ley que mandó Señor, diciendo: "Habla a los hijos de Israel, y tráigante una becerra rojiza, intachable, que no tenga en sí, y en que no se haya puesto yugo; 3. y la daréis a Eleazar el sacerdote; y la llevarán fuera del campamento, y la degollarán delante de él; 4. y tomará Eleazar de la sangre de ella con su dedo y rociará hacia la faz del tabernáculo del testimonio, con la sangre de ella siete veces; 5. y quemarán la becerra delante de él y la piel y la carne de él y su sangre, con el fimo, se quemará.

6. Y tomará el sacerdote cedro e hisopo y grana, y los arrojará en medio de la quema de la becerra.

7. Y lavará sus vestiduras el sacerdote, y bañará su cuerpo en agua; y después entrará en el real; y será impuro el sacerdote hasta la tarde.

8. Y el que la quemare, lavará sus vestiduras y bañará su cuerpo en agua, y será impuro hasta la tarde.

9. Y recogerá hombre limpio las cenizas de la becerra y las pondrá fuera del real en sitio puro, y quedará a la congregación de hijos de Israel, en guarda, en agua de aspersión; porque es por pecado.

10. Y el que recogiere la ceniza de la becerra, lavará sus vestiduras, e impuro será hasta la tarde; y será para los hijos de Israel y los peregrinos que moraren en medio de ellos, ley sempiterna.

11. El que tocare toda alma de hombre muerto, impuro será siete días;

12. éste se purificará con ésta[51] el día tercero y el día séptimo, y puro será. Pero, si no se purificare el día tercero y el día séptimo, no será puro.

13. Todo el que tocare un muerto, de alma de hombre, si muriere y no se purificare, el tabernáculo del Señor ha mancillado: cortada será aquella alma, de Israel; pues el agua de la aspersión no fue asperjada en torno sobre él: impuro es; aún su impureza en él está.

14. Y ésta, la ley: un hombre si muriere en la tienda --todo el que entrare en la tienda, y todo cuanto hubiere en la tienda, impuro será siete días.

15. Y todo vaso abierto, cuanto con tapa no estuviere tapado, impuro será.

16. Y todo el que tocare en el campo a un occiso, o un muerto, u osamenta de hombre o un sepulcro, siete días impuro será.

17. Y tomarán para el impuro, de la ceniza de la quemada de la purificación, y derramarán sobre ella agua viva en un vaso; 18. y tomará hisopo y lo mojará en el agua un hombre puro, y rociará sobre la casa y sobre todos los vasos y sobre las almas, cuantas hubiere allí; y sobre el que ha tocado la osamenta, o al occiso, o al muerto, o al sepulcro.

19. Y rociará el puro en torno sobre el impuro el día tercero y el día séptimo, y purificado será el día séptimo; lavará sus vestiduras y se bañará en agua, y puro será a la tarde.

20. Y hombre que se contaminare y no se purificare, cortada será aquella alma de en medio de la congregación; pues el santuario de Señor ha contaminado; pues con agua de aspersión no ha sido asperjado: impuro es.

21. Y seráos ley sempiterna; y el que rociare en torno agua de aspersión, lavará sus vestiduras, y el que tocare el agua de la aspersión, impuro será hasta la tarde.

22. Y todo lo que tocare el impuro, impuro será; y el alma que le tocare, impura será hasta la tarde.

[51] Agua de aspersión, con la ceniza de la becerra.


<< >> Título