« » Título

Capítulo 12
Purificación de la puérpera

1. Y habló Señor a Moisés y Aarón, y dijo: 2. "Habla a los hijos de Israel, y les dirás: "Mujer que semillare y pariere varón, impura, siete días; según los días de la separación de su menstruo, impura será. 3. Y el día el octavo circuncidará la carne del prepucio de él; 4. y treinta días y tres sentaráse en su sangre impura; toda cosa santa no tocará, y en el santuario no entrará hasta que se cumplan los días de su purificación. 5. Y si hembra pariere, impura será dos semanas, según la separación; y sesenta días y seis sentada estará en su sangre impura. 6. Y, cuando se cumplieren los días de su purificación por hijo o por hija, ofrecerá cordero de año, intachable en holocausto y un palomino o tórtola por pecado, a la puerta del tabernáculo del testimonio, al sacerdote. 7. Y lo ofrecerá delante de Señor y expiará por ella el sacerdote y la purificación del flujo de su sangre. Esta, la ley de la puérpera de varón o hembra. 8. Pero, si no hallare su mano lo bastante para cordero, tomará dos tórtolas o dos palominos: uno para holocausto y uno por pecado[47]; y expiará por ella el sacerdote y se purificará.

[47] El pecado "legal" de ella. Había Dios declarado legal la natural impureza.


« » Título