« » Título

Capítulo 11
Prosigue la conquista de Canaán

1. Y, como oyese Jabín, rey de Asor, envió a Jobab, rey de Madón; y al rey Semerón y al rey Acsaf; 2. y a los reyes los a lo largo de Sidón la grande a la montaña y a Araba enfrente de Cenerot y a la llanura y a Fenaedor, 3. y a los marítimos cananeos por el oriente, y a los marítimos amorreos, y a los heteos, y ferezeos y jebuseos, los del monte y a los heveos y a los bajo el Hermón, a tierra de Masfá. 4. Y salieron y sus reyes con ellos, pueblo mucho la arena del mar por la muchedumbre, y caballos y carros muchos sobremanera. 5. Y juntáronse todos los reyes mismos y reuniéronse en uno y acamparon sobre el agua de Marón, a guerrear contra Israel. 6. Y dijo el Señor a Josué: "No temas ante la faz de ellos, pues mañana, a esta hora, yo entrego a todos, fugitivos delante de Israel; los caballos de ellos desjarretarás, y los carros de ellos quemarás en fuego." 7. Y vino Josué y todo el pueblo el guerrero sobre ellos, sobre el agua de Marón súbitamente; y precipitóse sobre ellos en la montaña. 8. Y entrególos el Señor maniatados a Israel; e, hiriendo, persiguiéronles hasta Sidón, la grande, y hasta Maserefot y hasta las llanuras de Masfá, al oriente; y destrozóles hasta no quedar de ellos salvo. 9. E hízoles Josué del modo que le mandó el Señor: sus caballos desjarretó y sus carros quemó en fuego. 10. y volvió Josué en aquella sazón; y tomó a Asor y al rey de ella mató en espada; y era Asor antes príncipe de todos estos reinos. 11. Y mató todo respirante en ella, con espada, y exterminó a todos y no quedó en ella respirante y a Asor quemó en fuego. 12. Y todas las ciudades de los reinos y a sus reyes tomó Josué y arrebatóles en boca de espada; y exterminólos, del modo que ordenó Moisés, el niño del Señor. 13. Empero todas las ciudades, las valladas, no quemó Israel; fuera de Asor sola quemó Israel. 14. Y todos los despojos de ella y el ganado repartiéronse los hijos de Israel; y todos ellos exterminaron en boca de espada, hasta que los perdió; no dejó de ellos nada respirante. 15. Al modo que ordenó el Señor a Moisés, su niño, y Moisés del mismo modo mandó a Josué, así también hizo Josué: no transgredió nada de todo lo que le ordenó Moisés. 16. Y tomó Josué toda la tierra montañosa y toda la tierra de Nageb[22] y toda la tierra de Gosén, y la llanura, y la al occidente y el monte Israel y las honduras, 17. las hacia el monte, desde el monte Quelcá, y el que va ascendiendo hacia Seír y hasta Baalgad, y las llanuras del Líbano bajo el monte, el Hermón; y a todos sus reyes cogió, y arrebató y mató. 18. Y días muchos hizo Josué contra estos reyes la guerra. 19. Y no hubo ciudad que no tomara Israel, fuera del heveo, el habitante de Gabaón; todo tomaron en guerra. 20. Pues, mediante el Señor fue que se esforzó su corazón para afrontar en guerra a Israel, a fin de que fuesen exterminados, que no se les diese misericordia; sino que fuesen exterminados, al modo que dijo el Señor a Moisés. 21. Y vino Josué en aquella sazón y exterminó a los enaquim[23], de la montaña de Hebrón y de Dabir y de Anab y de todo el linaje de Israel y de todo monte de Judá, con las ciudades de ellos, y exterminólos Josué. 22. No quedó de los enaquim por los hijos de Israel; sino que en Gaza, y en Get y en Azoto quedó. 23. Y tomó Josué toda la tierra, según que mandó el Señor a Moisés, y diólos Josué en herencia a Israel, en partición, según sus tribus. Y la tierra descansó del guerrear.

[22] El sur.

[23] O enacim o enaquitas = gigantes.


« » Título