<< >> Título  


Capítulo 33
Reconcíliase con Esaú

1. Y alzó Jacob sus ojos y vio, y he aquí Esaú su hermano venía, él y cuatrocientos hombres con él; y dividió a los niñitos con Lía y con Raquel y las dos servidoras; 2. y puso a las dos servidoras y los hijos de ellas adelante, y a Lía y sus niñitos, detrás; y a Raquel y José los últimos. 3. Y él mismo adelantóse a ellos y adoró[179] sobre la tierra siete veces, hasta acercarse a su hermano. 4. Y corrió Esaú a su encuentro, y abrazóle, y le besó y echóse sobre su cuello; y lloró[180] 5. Y alzó los ojos, y vio las mujeres y los niñitos y dijo: "¿Qué?" ¿éstos son tuyos? Y dijo: "Los niñitos, con que Dios se apiadó del niño tuyo". 6. Y llegáronse las servidoras y los niñitos de ellas y adoraron. 7. Y llegóse Lía y los hijos de ella, y adoraron; y, después de esto llegóse José y Raquel[181], y adoraron. 8. Y dijo: "¿Qué? ¿esto tuyo es: todos estos campamentos que he encontrado?". Y el dijo: "Para hallar el niño tuyo gracia en los ojos de mi señor". 9. Y dijo Esaú: "Tengo mucho, hermano: sea tuyo lo tuyo". 10. Y dijo Jacob: "No tal; sino que, si he hallado gracia en tus ojos, recibe los dones de mis manos; puesto que he visto en tu rostro, como se ve el rostro de Dios[182]; y me complacerás: 11. toma las bendiciones que te he traído, porque Dios se ha apiadado de mí; y tengo todo".Y obligóle y aceptó. 2. Y dijo: "Levantémonos y caminemos e iré a tu lado". 13. Y díjole: "Mi señor sabe que los niñitos son tiernos; y las ovejas y las vacas paridas, conmigo; y si las apurare un día, morirá todo el ganado. 14. Adelántese mi señor a su niño; y yo seguiré, según la lentitud de mi marcha[183], al paso de los niñitos, hasta venir a mi señor, a Seír". 15. Y dijo Esaú: "Dejaré contigo del pueblo el conmigo". Y él dijo: "¿A qué esto? Basta haber hallado gracia en tus ojos, señor". 16. Y volvió Esaú en aquel día a su camino hacia Seír. 17. Y Jacob levantóse a Socot; e hízose allí casa y a su ganado hizo tiendas; por esto se llamó el nombre del lugar: Sucot (esto es: Tiendas).

18. Y vino Jacob a Salem, ciudad de síquimos; la que está en tierra de Canaán, cuando vino de Mesopotamia de Siria; y establecióse a faz de la ciudad. 19. Y compró una parte del campo donde había fijado su tienda, de Hemor padre de Siquem, en cien corderos. 20. Y erigió allí altar y le llamó: "Dios es el Dios de Israel".

[179] Postróse.

[180] "Lloraron" (H); "lloraron ambos" (S)

[181] Raquel y José (S).

[182] Amable como el rostro divino; por esto te obsequio como se obsequia a Dios.

[183] Por su cojera.


<< >> Título