<< >> Título  


Capítulo 18
Promesa de Isaac. Sodoma.

1. Y aparecióle el Señor en el valle de Mambré, sentado él ante la puerta de su tienda al mediodía. 2. Y, levantando los ojos, miró, y he aquí tres varones estaban parados cerca de él. Y viéndoles, corrió a su encuentro, y adoró sobre la tierra. 3. Y dijo: "Señor"[105], si he hallado gracia en tus ojos, no pases de tu siervo. 4. Tráigase un poco de agua, para que lavéis vuestros pies; y refrigeráos debajo del árbol. 5. Y pondré un bocado de pan; y confortad vuestro corazón; y, después de esto, proseguiréis vuestro camino, ya que habéis pasado a vuestro siervo". Y dijeron: "Así haz cual has dicho". 6. Y Abrahán corrió a la tienda, a Sara, y dijo: "Apresúrate y amasa tres satos[106] de harina y haz tortas". 7. Y a las vacas corrió Abrahán, y tomó de allí un becerro tierno y hermoso y diólo al niño, éste apresuróse a aderezarlo. 8. Y tomó nata y leche y el becerro que había aderezado, y puso delante de ellos y comieron; y él asistíales debajo del árbol. 9. Y dijéronle: "¿Dónde está Sara tu mujer?" Y él, respondiendo, dijo: "He aquí en la tienda". 10. Y dijo: "Volviendo vendré a ti reviviendo este tiempo, y tendrá un hijo Sara tu mujer". Y Sara oyó tras la puerta de la tienda. 11. Y Abrahán y Sara eran ancianos, avanzados en días; y habían cesado a Sara de venirle las cosas mujeriles. 12. Y rió Sara dentro de sí, diciendo: "Después de envejecer ¿tendría yo aún gozo?, y también mi señor viejo está". 13. Y dijo Señor a Abrahán: ¿Por qué se rió Sara, diciendo: "¿Con que verdaderamente pariré; y estoy vieja? 14. ¿Acaso para Dios algo es imposible? Reviviendo este mismo determinado tiempo, volveré y tendrá Sara un hijo". 15. Y negó Sara diciendo: "No me reí", pues temía. Y dijo: "Que no; sino que te reíste".

16. Y, levantándose de allí los varones, miraron a faz de Sodoma y Gomorra; y Abrahán iba juntamente, acompañándoles. 17. Y dijo el Señor: "¿Acaso podré ocultar a Abrahán[107], lo que he de hacer?" 18. Puesto que él será en gente mucha y grande, y en él han de ser benditas todas las gentes de la tierra? 19. Pues sé que ha de mandar a sus hijos y a su casa, después de él, que guarden el camino de Señor a hacer juicio y justicia, para que traiga Señor sobre Abrahán todo lo que le ha hablado". 20. Y dijo Señor: "El clamor de Sodoma y Gomorra hase multiplicado, y el pecado de ellos grande es sobremanera. 21. Descendiendo, pues, veré si el clamor que ha venido a mí han consumado; y si no, --para saberlo[108]".

22. Y, volviéndose de allí, fueron a Sodoma, y Abrahán parado estaba aún delante de Señor. 23. Y, acercándose, dijo: "¿Acaso perderás a justo con impío?" 24. Si hubiere cincuenta justos en la ciudad ¿perecerán juntamente? ¿y no perdonarás a aquel lugar por cincuenta justos, si los hubiese en él? 25. Lejos de ti hacer esto: que mates a justo con impío, y llegue a ser el justo como el impío! Lejos esto de ti. El que juzgas toda la tierra, nunca harás este juicio". 26. Y dijo Señor: "Si hallare yo en Sodoma cincuenta justos, en la ciudad, perdonaré a todo el lugar por ellos". 27. Y, respondiendo Abrahán, dijo: "Ahora he comenzado a hablar al Señor, y yo soy polvo y ceniza: 28. ¿acaso, si faltaren de los cincuenta justos cinco, perderás, por los cuarenta y cinco[109], toda la ciudad?". Y dijo: "No perderé no, si hallare allí cuarenta y cinco". 29. Y prosiguió hablándole, y dijo: "Y si se hallaren allí cuarenta ¿qué harás?" Dijo: "No perderé, por los cuarenta". 30. Y dijo:"No te aíres, Señor, si hablo: ¿que si se hallaren treinta?" 31. Y dijo: "He aquí he empezado a hablar a mi Señor: ¿qué, si allí se hallaran veinte?" Dijo: "No perderé por los veinte". 32. Dijo: "No te aíres, Señor, si hablo todavía una vez: ¿qué si se hallaren allí diez?" Y dijo: "No perderé, por los diez". 33. Y fuése el Señor, cuando cesó de hablar a Abrahán; y Abrahán volvió a su lugar.

[105] Uno de ellos descollaba.

[106] Medidas grandes, fanegas, como para banquetes.

[107] "El niño mío". (S)

[108] Habla Dios antropomórficamente: de un modo humano.

[109] "Por los cinco" (S.H.)


<< >> Título