« » Título


Capítulo 23
Leyes judiciales y ceremoniales

1. No acojerás rumor falso, ni pondrás tu mano con el impío para hacerte testigo falso. 2. No estarás con los muchos en malicia; no te juntarás con la muchedumbre a desviarte con los muchos, hasta excluir el juicio. 3. Tampoco al pobre compadecerás en el juicio. 4. Y, si te encontrares con el buey de tu enemigo o el jumento errantes, se lo devolverás. 5. Y si vieres el jumento de tu enemigo caído bajo su carga, no pasarás de largo, sino que lo levantarás con él.

6. No torcerás la sentencia del pobre en su juicio. 7. De toda palabra in- justa te apartarás; al inocente y justo no matarás; y no justificarás al impío por dádivas. 8. Y dádivas no admitirás, pues las dádivas ciegan a los que ven, y tuer- cen las palabras de los justos. 9. Y al advenedizo no oprimáis; pues conocéis el alma de los advenedizos; que vosotros mismo advenedizos fuisteis en tierra de Egipto.

10. Seis años sembrarás tu tierra y recogerás sus frutos; 11. pero, al séptimo, la dejarás vacar y reposar; y comerán los indigentes de tu pueblo y lo sobrante comerán las bestias del campo. Así harás con tu viña y con tu olivar. 12. Seis días harás tus labores, pero el día, el séptimo, reposarás; para que repose tu buey y tu jumento; y para que repose el hijo de tu sierva, y el advenedizo. 13. Todo cuanto os he hablado, guardad; y nombre de otros dioses no recordaréis, ni se le oiga de vuestra boca.

14. Tres tiempos del año me festejaréis. 15. La fiesta de los ázimos guardaréis; siete días comeréis ázimos, según que te he mandado, según el tiempo del mes de las espigas; que en él saliste de Egipto; no aparecerás a faz mía vacío.

16. Y fiesta de mies, de las primicias harás de tus obras que hubieres sembrado en tu campo; y fiesta de consumación a la salida del año en la recolección de tus obras de tu campo. 17. Tres tiempos del año aparecerá todo lo masculino tuyo a faz de Señor tu Dios. 18. No inmolarás sobre fermentado, la sangre de mi víctima; ni quede la grosura de mi fiesta hasta la mañana. 19. Las primicias de los frutos de tu tierra llevarás a la casa de Señor tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre[90].

20. Y he aquí yo envío mi ángel ante tu faz para que te guarde en el camino, para que te introduzca en la tierra que te he preparado. 21. Atiende a él y escucha su voz y no le desobedezcas; porque no perdonará tus pecados, pues mi nombre está en él. 22. Pero, si oyeres su voz e hicieres todo lo que yo te mandare, contrariaré a tus contrarios, y oprimiré a tus opresores.

23. Que mi ángel te conducirá, e introducirá al amorreo, y ferezeo, y cananeo, y heveo y jebuseo; y los destruiré. 24. No adorarás los dioses de ellos ni les servirás; no harás según las obras de ellos, sino que, exterminando los exterminarás, y triturando triturarás sus estatuas. 25. Y servirás a Señor tu Dios; y bendeciré tu pan y tu agua, y apartaré enfermedad de tu medio. 26. No habrá infecunda ni estéril en tu tierra; el número de tus días colmaré. 27. Mi terror enviaré delante de ti y espantaré todas las gentes a las que vinieres, y volveré las espaldas de todos tus enemigos. 28. Y enviaré las avispas delante de ti para que ahuyenten a los heveos, y cananeos y heteos delante de ti. 29. No los arrojaré delante de ti en un año[91], para que no se yerme la tierra y no se multipliquen en torno tuyo las fieras; 30. poco a poco arrojarélos de ti hasta que te acrecientes y heredes la tierra. 31. Y pondré tus términos desde el Mar Rojo hasta el mar de Filistea, y desde el desierto hasta el gran río, Eufrates; y entregaré en vuestras manos los habitantes de la tierra, y arrojarélos de ti. 32. No pactarás con ellos y sus dioses, alianza; 33. y no habitarán en tu tierra, para que no te hagan pecar contra mí, pues, sirviendo tú a los dioses de ellos, éstos te serán de escándalo".

[90] Este singular cocimiento era indudablemente, algo idolátrico de aquel tiempo.

[91] En el mismo, a la vez, sino en varios años.


« » Título