« » Título


Capítulo 5
Moisés y Aarón ante Faraón

1. Y, después de esto, entraron Moisés y Aarón a Faraón y dijéronle: "Esto dice Señor el Dios de Israel: Despide a mi pueblo para que me hagan una fiesta en el desierto". 2. Y dijo Faraón: "¿Quién es el Señor para oír su voz de despedir a Israel? No conozco al Señor, y a Israel no despido". 3. Y le dijeron: "El Dios de los hebreos nos ha llamado; iremos, pues, camino de tres días al desierto, para sacrificar a nuestro Dios; no sea que nos encuentre muerte o matanza". 4. Y díjoles el rey de Egipto: "¿Por qué, Moisés y Aarón, apartáis al pueblo de las obras? Id a vuestra tierra". 5. Y Faraón dijo: "He aquí ahora muy numeroso, el pueblo de la tierra: no les daremos, pues, reposo de sus faenas". 6. Y ordenó Faraón el mismo día a los cuadrilleros del pueblo y a sus prefectos, diciendo: 7. "No deis ya paja al pueblo para ladrillería, como ayer y anteayer; ellos mismos vayan y rastrojéense paja. 8. Y la tarea de ladrillos que hacían ayer y anteayer, imponedles"; y no les disminuyáis nada, pues ociosean; por eso están gritando: "Vamos y sacrifiquemos nuestro a Dios". 9. Agrávense los trabajos de estos hombres, y atiendan a ellos; y no atiendan a razonamientos vanos". 10. Y apremiáronles los cuadrilleros y los prefectos, y hablaron al pueblo, y dijeron: Esto dice Faraón: "Ya no os doy paja: 11. vosotros mismos recogeos paja donde halléis; pues nada se quita de la tarea vuestra". 12. Y desparramóse el pueblo por toda la tierra de Egipto a recoger rastrojo para paja. 13. Y los cuadrilleros apremiábanles, diciendo: "Acabad vuestra obra, la tarea, la diaria en su día, como cuando se os daba la paja". 14. Y eran azotados los prefectos de los hijos de Israel, que habían puesto sobre ellos los prepósitos de Faraón, diciendo: "¿Por qué no habéis acabado la tarea vuestra de ladrillos, como ayer y anteayer: así también lo de hoy?" 15. Y, entrando los prefectos de los hijos de Israel, vociferaron a Faraón, diciendo: "¿Por qué haces así a tus siervos? 16. Paja no se da a tus siervos y el ladrillo nos dicen hacer; y he aquí tus niños hemos sido azotados; agraviarás, pues, a tu pueblo." 17. Y díjoles: "Haraganead; haraganes sois; por esto decís: "Vamos: sacrifiquemos a nuestro Dios. 18. Ahora, pues, yendo, trabajad; que la paja no se os dará, y la tarea de los ladrillos entregaréis". 19. Y viéronse los prefectos de los hijos de Israel en males, diciendo: "No disminuiréis de la tarea diaria de los ladrillos". 20. Y encontráronse con Moisés y Aarón, viniendo a su encuentro cuando salían de Faraón; 21. Y dijéronles: "Véaos Dios y juzgue, pues hicisteis abominable nuestro olor[19] a faz de Faraón y a faz de sus servidores, dando espada en las manos de él para que nos mate".

22. Y volvióse Moisés a Señor y dijo: "Ruégote, Señor ¿por qué estás maltratando a este pueblo? ¿Y por qué me has enviado? 23. Y desde que fui a Faraón a hablarle en tu nombre, ha maltratado a este pueblo, y no has salvado a tu pueblo".

[19] Fama.


« » Título