« » Título


Capítulo 3
Vocación de Moisés

1. Pero Moisés pastoreaba las ovejas de Jetró su suegro, el sacerdote de Madián; y condujo las ovejas adentro del desierto, y vino al monte de Dios: Horeb. 2. Y aparecióle un ángel[8] de Dios en llama de fuego de la zarza, y veía la zarza arder en fuego, y no quemarse la zarza. 3. Y dijo Moisés: "Acercaréme y veré esta visión grande: por qué no se quema la zarza". 4. Y, cuando vio Señor que se acercaba a ver, llamóle Dios, desde la zarza, diciendo: "¡Moisés! ¡Moisés!" Y él dijo: "Heme aquí". 5. Y él dijo: "No te llegues acá; desata el calzado de tus pies; que el lugar en que estás, tierra santa es". 6. Y dijo: "Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abrahán, y Dios de Isaac, y Dios de Jacob". Y ocultó Moisés su rostro; porque se guardaba de mirar a faz de Dios. 7. Y dijo Señor a Moisés: "Viendo he visto la miseria de mi pueblo, el en Egipto, y su clamor he oído por los opresores de las obras; y sé su dolor; 8. y he descendido a librarles de mano de egipcios, y sacarles de aquella tierra y llevarles a tierra buena y mucha: a tierra que mana leche y miel: al lugar de los cananeos, y heteos, y amorreos, y ferezeos, y heveos, y jebuseos. 9. Y ahora he aquí clamor de los hijos de Israel llega a mí y yo he visto la opresión con que los egipcios les oprimen. 10. Y ahora, ven: te enviaré a Faraón rey de Egipto; y sacarás al pueblo mío los hijos de Israel, de tierra de Egipto.

11. Y dijo Moisés a Dios: "¿Quién soy yo para ir a Faraón rey de Egipto, y para sacar los hijos de Israel de tierra de Egipto?" 12. Y dijo Dios a Moisés, diciendo: "Yo estaré contigo; y ésta séate señal de que yo te he enviado: cuando sacares a mi pueblo de Egipto, serviréis a Dios en este monte. 13. Y dijo Moisés a Dios: "He aquí yo iré a los hijos de Israel y les diré: "El Dios de nuestros padres me ha enviado a vosotros; preguntaránme: "¿Cuál el nombre de él? ¿qué diré a ellos?[9]" 14. Y dijo Dios a Moisés, diciendo: "Yo soy el que soy"[10]. Y dijo: "Así dirás a los hijos de Israel: El que es, me ha enviado a vosotros". 15. Y dijo Dios de nuevo a Moisés: "Así dirás a los hijos de Israel: "Señor el Dios de vuestros padres, Dios de Abrahán, y Dios de Isaac y Dios de Jacob me ha enviado a vosotros; éste es mi nombre eterno y éste mi memorial de generaciones en generaciones. 16. Ve, pues, y junta la ancianidad de los hijos de Israel, y les dirás: "Señor el Dios de vuestros padres se me ha aparecido; Dios de Abrahán, y Dios de Isaac, y Dios de Jacob, diciendo: "Con observación os he observado y cuanto os ha sobrevenido en Egipto". 17. Y dijo: "Os ascenderá de la miseria de los egipcios a la tierra de los cananeos, y heteos, y amorreos, y ferezeos, y heveos, y jebuseos; a una tierra que mana leche y miel. 18. Y escucharán tu voz; y entrarás tú y la ancianidad de Israel a Faraón rey de Egipto y le dirás: "El Dios de los hebreos nos ha llamado; iremos camino de tres días al desierto para sacrificar a nuestro Dios". 19. Pero yo sé que no os dejará Faraón, rey de Egipto, partir, si no con mano fuerte; 20. y extenderé la mano y heriré a Egipto con todas mis maravillas, que haré en medio de ellos; y, después de esto, os dejará. 21. Y daré gracia a este pueblo a faz de los egipcios; y, cuando partiereis, no saldréis vacíos: pedirá mujer a su vecina, o cohabitadora vasos argénteos y áureos y vestimentas, y los pondréis sobre vuestros hijos y vuestras hijas; y despojaréis a Egipto".

[8] En representación de Dios --Por medio de sus ángeles se manifiesta y habla Dios.

[9] Natural era que un pueblo semidolátrico a la sazón como el israelita preguntase el nombre de la divinidad que le enviaba.

[10] "El que es, el que fue, el que será (Apoc. 1,8) el eterno. Yahvé (o Jehová) en hebreo".


« » Título