<< >> Título


Capítulo 19
Asilos. Testigos.

1. Y cuando disipare el Señor, tu Dios, las gentes que[43] tu Dios te da, la tierra, y te posesionares de ella y habitares en sus ciudades y en sus casas; 2. tres ciudades te separarás en medio de tu tierra, que el Señor, tu Dios, te da para que te posesiones de ella; 3. te dispondrás el camino y tripartirás los confines de tu tierra que te reparte el Señor, tu Dios; y habrá allí refugio para todo homicida. 4. Y ésta será la ley del homicida que se refugiare allí, y vivirá: Quien hiriere a su prójimo sin saber, y éste no le[44] aborrecía desde ayer y anteayer; 5. y quien entrare con su prójimo en la selva a cortar leña[45], y se ha desviado la mano del que con el hacha corta el leño, y escapándose el hierro, del leño, diere en el prójimo, y muriere; éste se refugiará en una de estas ciudades y vivirá; 6. para que el consanguíneo no corra tras el matador, por estar inflamado de corazón, y le coja si fuere más[46] largo el camino y percuta su alma; y éste no es juicio de muerte, por no haberle aborrecido desde ayer ni desde anteayer. 7. Por esto yo te mando esta palabra, diciendo: "Tres ciudades te separarás." 8. Y, si dilatare el Señor, tu Dios, tus confines del modo que juró a tus padres y te diere el Señor toda la tierra que dijo daría a tus padres; 9. si escuchares a hacer todos estos mandamientos que yo te mando hoy: amar al Señor, tu Dios, andar en todos sus caminos todos los días; te añadirás aún tres ciudades a estas tres ciudades; 10. y no se derramará sangre inocente en la tierra que el Señor, tu Dios, te da en posesión; y no habrá en ti de sangre reo. 11. Y, si hubiere en ti hombre que aborreciere a su prójimo y le asechare y le asaltare y percutiere su alma; y muriere, y huyere a una de estas ciudades; 12. enviarán los ancianos de la ciudad de él y le cogerán de allí y le entregarán en manos de los consanguíneos, y morirá. 13. No se apiadará tu ojo de él, y purificarás de sangre inocente a Israel, y bien te irá. 14. No removerás las lindes de tu prójimo las que pusieron tus padres en tu posesión que poseyeres en la tierra que el Señor, tu Dios, te da en posesión. 15. No se levantará testigo uno para atestiguar contra un hombre según toda injusticia, y según todo yerro y según todo pecado que pecare: en la boca de dos testigos y en la boca de tres testigos se establecerá toda palabra. 16. Y si se levantare testigo injusto contra un hombre, acusándole de iniquidad; 17. pondránse los dos hombres que tienen la contradicción, delante del Señor y ante los sacerdotes y ante los jueces que hubiere en aquellos días, 18. e inquirirán los jueces exactamente; y he aquí testigo injusto ha atestiguado cosa injusta, se ha alzado contra su hermano; 19. y le haréis de la manera que prevaricó para hacer contra su hermano; y arrancarás lo malo de en medio de ti; 20. y los demás, oyendo temerán y no se atreverán ya a hacer según esta palabra mala en medio de ti. 21. No se apiadará tu ojo de él: alma por alma, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie[47].

[43] = De los cuales.

[44] Al prójimo.

[45] Un ejemplo de occisión imprudente, involuntaria.

[46] = Demasiado.

[47] Sólo el homicidio voluntario penábase con la muerte; las lesiones con multas pecuniarias.


<< >> Título